Cuando el miedo secuestra la libertad

Yo no voy a hacer la huelga convocada para mañana. Trabajo en una empresa, en la que he entrado gracias a un familiar. Apostaron por mí y ahora no puedo hacerles esto. No puedo permitirme el lujo de perder ese día de sueldo. Esos 80 euros son muy valiosos para pagar la hipoteca. Para colmo de males, mi mujer se quedó en el paro, así que la economía doméstica no pasa por su mejor momento.

Además, ya me advirtió el jefe que fuese a trabajar el día 29 si quería volver el 30. Perder el trabajo significaría la ruina. Si con esto de las huelgas no se consigue nada. Sólo les interesa a los vagos de los sindicalistas que siempre están con sus historias comiendo la cabeza a la gente. Ya les he dicho que yo paso de la política. Son todos iguales.

Aunque lo que no me parece bien es lo de los piquetes, que meten miedo para que no podamos trabajar. Que nos dejen libertad. Tenemos derecho al trabajo, que para eso somos ciudadanos libres.

Firmado: un ciudadano cobarde, mediocre y alienado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s