Estimado presidente de la Caja de Burgos (II)

Es todo un honor para mí poder dirigirme a tan ilustre persona. En unas pocas palabras me gustaría agradecerle la inmensa labor que usted, y los de su clase, hacen por mi humilde ciudad.

Como no agradecerle la facilidad con la que usted ha endeudado a tantos de mis vecinos. Sé de buena tinta, porque se lo he preguntado, que la mayor parte de ellos están tremendamente agradecidos. En especial, aquellos cuya nómina entra en números rojos en cuanto usted pasa la cuota del préstamo.

No puedo olvidarme tampoco de la gratitud que sentimos todos los burgaleses al ver el trato exquisito que su institución dispensa a los vecinos que, tozudos ellos, no son capaces de ver la inmensa labor social que la especulación urbanística ha hecho en este país, y se resisten en abandonar su vivienda de toda la vida en aras del progreso. El progreso de su bolsillo, se entiende.

Por último, y no me extiendo más, no se preocupe por la pandilla de indeseables, todos vagos y maleantes, que critican sin razón a su institución y a otras nobles familias burgalesas cuando se reparten el botín.  Todos estos serán justamente tratados en función de los altos estándares democráticos que rigen en la ciudad de Burgos.

Un cordial saludo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s