Nuevo reflejo en la sombra

Vamos a disfrutar de otro reflejo en la sombra. Vamos a huir de la sombra política, de la sombra económica, incluso de la social. Vamos a olvidarnos de relojes y de calendarios y vamos a recrearnos en un nuevo reflejo artístico de luz.

Este pasodoble de la comparsa Araka la Kana de Juan Carlos Aragón es del Carnval de Cádiz de 2007. Tengo que dar las gracias a los amigos que me descubrieron los Carnavales de Cádiz. Me enseñaron a disfrutarlos, a escucharlos y a bebérmelos. Ellos saben quiénes son. En esta ocasión Juan Carlos viste a su comparsa emulando a la murga más emblemática del Carnaval uruguayo. Además, de meterse en el tipo (el disfraz), se meten en la piel de los uruguayos, de los latinoamericanos o de cualquier otra persona que llega a España desde otro país. Juan Carlos Aragón vuelve a lanzar su verso afilado para criticar actitudes que mantenemos todos nosotros. La letra no tiene desperdicio.

 

 

 

La semana pasada hablábamos por aquí de Charles Chaplin, el número 1 indiscutible. Para mí, sólo se le acerca Roberto Benigni en La Vida es Bella. El humor que utiliza rebosa influencia de Chaplin. Esta escena es un ejemplo de cómo le da la vuelta a todo. Guido Orefice (el personaje que interpreta Benigni) convierte, a través del humor, la II Guerra Mundial en una fiesta. Hace mágico todo lo que toca. De mayor quiero ser como Guido.

 

 

 

El humor es un componente fundamental de la poesía de Ángel González. Un poeta al que admiro, respeto y quiero a pesar de no haberle conocido, por algo será.

Eso era amor

Le comenté:

-Me entusiasman tus ojos.

Y ella dijo:

-¿Te gustan solos o con rímel?

-Grandes,

respondí sin dudar.

Y también sin dudar

me los dejó en un plato y se fue a tientas.

 

 

Hablamos de humor. La risa es lo contrario del miedo. “La risa es libertad”, dice Leo Bassi. Y para mí, la risa también es el antídoto para las religiones. Escuchad con atención las palabras del maestro Saramago porque como dijo Jose de Chaplin la semana pasada, el que es un genio, es un genio.

 

 

 

También quiero compartir una canción de Ray Heredia, un adelantado a su tiempo que pisó por primera vez caminos por los que transitaría más tarde el flamenco. Ray se precipitó por el barranco de las sustancias malditas. Esas sustancias que nos robaron muchas mentes brillantes y creativas entre el final de los ochenta y el principio de los noventa. En esta ocasión es “La Algería de Vivir”. El vídeo no es muy bueno, pero se pueden cerrar los ojos y disfrutar de una gran melodía. La letra te transporta de la alegría a la nostalgia, de la lágrima a la sonrisa: la magia de la música.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s