Sueño con la PG-13

Te tengo que confesar una cosa. No sé, quizás para ti no tenga importancia, pero para mí sí la tiene. El asunto es que entre tanto broker cabrón, entre tantos banqueros encorbatados y tantos periódicos capitalistas me he enamorado. No me lo explico. Si no lo estaba buscando. Yo era feliz en mi evasión de cadenas sentimentales, pero ese tiempo pasó.

Ileana sobre el escenario.

El otro día, un martes normal que tenía el aspecto desenfadado de un jueves cualquiera, lo comencé a notar. Sonó una voz en mi vieja radio que no se me borra de la cabeza. “Yo soy caliente, yo soy lava, yo soy hormiga brava…” No fue lo que dijo, fue alguna otra cosa que no alcanzo a entender. Aquello fue un gancho al mentón: un KnockOut.

Me puse a buscar quién era la dueña de aquellas cuerdas vocales. Era Ileana Cabra, la PG-13, cantante del grupo puertorriqueño Calle 13. No sé si será por la armonía de su pelo desordenado, por el tamaño de sus ojos o por el color de su piel, fruto de la mezcla caribeña. Quizás me guste por los colorines que luce su indumentaria en tarima, por sus gafas rotas o por sujetar el paraguas tan bien como Gene Kelly cada vez que canta bajo la lluvia.

Mi única certeza es que la gama de tonalidades de su garganta es un arco iris tan amplio que va del rap crudo a la melodía caramelizada. Todos esos colores se llenan de intensidad cuando habla de sexo o de la independencia de su país, colonizado por Estados Unidos. Su mensaje se tiñe de compromiso cuando habla de América Latina, cuando canta en Cuba o cuando ofrece sus manos en la lucha universitaria de San Juan.

Arlequinada junto a su paraguas.

Puede ser que sea su belleza natural, en las antípodas de la cirugía estética. También he pensado que sea por esa frase certera de Dante en la película Martín (Hache): “Me seducen las mentes. Me seduce la inteligencia. Me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer. Yo hago el amor con las mentes. Hay que follarse a las mentes”.

La verdad que no lo sé pero hoy he vuelto a soñar con ella. Cuando me desperté fui a lavarme la cara y vi escrito en el espejo con carmín deslumbrante: “Te amo. Ileana”. Y sus labios marcados a fuego junto al mensaje. En casa me han dicho que me estoy volviendo loco, mis amigos me aconsejan que no pierda la cabeza. No sé qué pensarán todos ellos, pero yo, con lo negras que se están poniendo las cosas por aquí abajo, prefiero volar entre los colores almibarados de Ileana.

 

 

Rapeando sobre esta mezcla de ska y merengue. De verde y portándose mal con sus hermanos, los Calle 13.

 

 

 

Más despacito, más dulce, junto a Kevin Johansen.

 

Anuncios

  1. Mellow

    Ohh, que bonito… Ya sabía yo que algún día una preciosa muchacha rescataría ese corazón del olvido.
    Es broma, sólo quería alabarte el gusto por las chicas interesantes y naturales, lejos del vacío y esperpéntico canon de belleza actual. Yo también espero encontrar una así, aunque prometo no ir a por la tuya.
    También quería “avisar” de que ya estoy de vuelta y seguiré participando humildemente en este magnífico proyecto que habeis iniciado. Me alegro mucho de que vaya tan bien, he estado leyendo las entradas y los comentarios atrasados y el nivel está por las nubes.
    Gracias a todos.
    Nos vemos…

    • marcos

      Ya sabes que puedes comentar cuando quieras. Tus comentarios elevan el listón de las entradas, así que siempre serás bienvenido por aquí. Los cánones occidentales de belleza se volvieron locos, igual que el mundo occidental, al que le haría falta un psiquiátrico.

      • Pataliebre is the law

        Jajaja, eres un grande… A mí no se me calentó tanto el campanario ni las oficinas centrales, pero he descubierto un par de perlitas que están bastante bien, y no destacan tanto por los cánones de belleza del Vogue, como por eso que tú mencionas.. ahí te van…


        (Cómo canta la pájara…)


        (la chica de la telescaster…)

      • marcos

        Los campanarios en estos momentos de invierno son buenos lugares de cobijo. Muy chulos los vídeos. Mola más el de ZAZ, juega a favor el idioma francés y la trompetilla de Carnavales. La clave está en salirse de los cánones de belleza que nos imponen Dolce & Gabanna, o como se diga, Gucci y demás.

    • marcos

      Porque yo entro en los sueños. Por las noches, cuando las ciudades duermen y la luna rasga el cielo vuelo libre. Busco el sueño de Ileana para bailar un rato. Alcanzo el sueño de Sabina si me apetece alargar la noche hasta que cambiemos de mes. Merodeo los sueños de Benjamín Prado para que me recomiende un libro y un whisky. Me gusta entrar en los sueños de gente a la que no veo en mi caótica cotidianidad. Por eso, también encuentro un ratito para ti.

  2. Humanextinction a.k.a Manoli Suarez

    supongo que la voz de pg-13 es lo que escucha tu hermano antes de acostarse, igual que tu escuchabas a una tal Jessica Simpson pulular por aluche…

    • marcos

      No hay comparación posible, son términos contrapuestos. Jessica Simpson y la PG-13 son antónimos, búscalo en cualquier diccionario del mundo.

      • Humanextinction a.k.a Manoli Suarez

        ya lo he buscado y lo que pone es: onanismo en estado puro antes de dormir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s