Wikileaks (II)

¿Estamos en medio de una revolución? No. Esto no es una revolución, pero Assange sí es un revolucionario. Tras la aparición de Wikileaks se han producido una serie de cambios a los que no podemos dar la espalda.

Ahora sabemos de primera mano las informaciones que intercambian las embajadas, aunque muchas veces esas informaciones sean más propias de un patio de vecinos. La verdad, que no esperaba mucho más de la diplomacia estadounidense, pero vamos, su dinerito les cuesta mantener esa red de oficinas en todo el mundo. Es como si me mandan a Jerusalén a hacer un reportaje en profundidad del conflicto palestino-israelí para un periódico y mando un texto que pone: “Los israelíes son unos hijos de puta”. Con la pasta que ha costado el viaje me exigirán un poquito más, ¿no? Pues eso.

Wikileaks supone un paso más en ese cambio que se está dando desde internet para cambiar el modelo de información. La revolución futura será con un ratón en la mano y una pantalla frente a nuestros rostros. En cualquier caso, venimos hablando estas semanas de que el verdadero poder está en el sistema financiero más que en los gobiernos. Así que espero filtraciones de las verdaderas formas de actuar de los gigantes de las finanzas. Si Wikileaks les quita la careta a esos tiburones, habremos ganado una batalla más.

Logotipo de Wikileaks.

La verdadera revolución de Wikileaks había sido en el cambio del proceso informativo. Wikileaks nos ofrecía en su web la información sin cocinar. Nos la estampaba cruda en nuestras caras como diciendo: “Ahí está la verdad. El que quiera que lo lea”. Eso ha cambiado. Ahora tenemos medios de comunicación convencionales que nos cocinan esa información, nos la pasan por la minipimer y nos la mastican. De tal forma que cuando leo los informes en las páginas de El País no me saben a nada. ¿Por qué no sabemos nada de los 2.080 cables enviados desde la Oficina de Intereses de EEUU en La Habana a Washington? Al parecer sólo interesan las informaciones que estos medios pueden retorcer hasta hacer aparecer a un presidente democrático latinoamericano con un traje dictatorial.

Ya dijimos que no nos fiábamos de El País. ¿Por qué Wikileaks ha perdido parte de su esencia permitiendo que estos medios nos hagan una criba posterior? Esta pregunta podríamos hacérsela a Julian Assange si no estuviese detenido. Su detención es prueba de que el trabajo de Wikileas ha escocido en el Imperio. Van a ir a por él. Sólo nos queda la esperanza de que no triunfen esas tramas cutres de comprar a dos mujeres para que vistan de violador al hombre que veían con traje de “inteligente y seductor”.

A Estados Unidos le gusta hacer a cada persona incómoda un traje a medida del Imperio. De lo que parece que todavía no se han dado cuenta es que a ellos, como a aquel rey del cuento, les han dejado en pelotas.

Anuncios

  1. Pataliebre is the law

    Aunque sea un poco sospechoso y en algunos casos incluso filtraciones interesadas, lo de Wikileaks le ha dado en todos los morros al Imperio y a Occidente, enseñando a muchos y ratificando a otros lo que hacen a nuestras espaldas, todos esos diplomáticos y gente de las altas esferas, a quien nadie elige y que todo lo saben y controlan.
    Algunos hackers ya han lanzado su avanzadilla en pro de la libertad de expresión y del sagrado internet que todo lo socializa.
    Como dice un amigo…”Aguarda en que queda esto”

    • marcos

      Esperemos que haya un efecto dominó que desencadene cosas importantes.
      De los hackers me gusta que hagan boicots. En esta ocasión lo han hecho merecidamente a las empresas que han retirado la financiación de Wikileaks. Me recuerda a la organización de hackers pseudoanarquistas de las novelas de Stieg Larsson.
      Como puse arriba, me interesa que sigan las filtraciones, pero que se pasen también al ámbito financiero que son los que actualmente mueven los hilos de los gobiernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s