Dopaje

Vamos a imaginar tres cosas que, entre sí, no tienen nada que ver. Vamos a imaginar un glóbulo rojo, la ambición deportiva y un billete de 500. Entre ellas son independientes. Podrían ser como el mango de una sartén, el amor y el Partido Republicano de los Estados Unidos o como Julio Iglesias, el Celta de Vigo y tus labios. Es decir son puntos independientes y muchas veces alejados unos de otros, aunque exista gente tan rara como para besarse en un partido del Celta de Vigo o como para amar al Partido Republicanos de los Estados Unidos.

Marta Domínguez se ha cegado por el brillo de las medallas.

Un vértice del triángulo es el glóbulo rojo, que es el encargado de transportar el oxígeno en la sangre. Una mayor concentración de estos hematíes permite mayor capacidad de esfuerzo en los momentos límite. Cuando los músculos están entregando toda su potencia, estos hematíes ofrecen un plus que te puede hacer colgarte una medalla, tener más posibilidades de sufrir una trombosis o encontrarte esposado en una comisaría.

Para llegar al vértice del glóbulo rojo hay que pasar primero por el de la ambición. Ese sentimiento competitivo está bien dentro de unos márgenes, pero cuando se desborda resulta peligroso. Los padres envenenan a los hijos de ambición cuando todavía no tienen fuerza para levantar el balón del suelo. Los padres deben entender que las frustraciones de su vida no deben volcarlas en sus hijos porque eso tiene contraindicaciones. A una ambición desmedida contribuyen los entrenadores que en muchas ocasiones parecen urracas que sólo atienden al brillante del oro, despreocupándose del resto de características que definen el deporte.

No muy lejano al vértice de la ambición se encuentra el billete de 500 euros. Un billete de 500 de un patrocinador que se entrega a un club para exigirle resultados y la consecuente publicidad. Un billete con el que el responsable de un club paga a un deportista exigiéndole más resultados. Un billete que cae en manos de algún médico que trafica con sustancias prohibidas. La presencia del dinero es indispensable para el dopaje. Para que exista dopaje tiene que haber intereses creados y un sabroso negocio del que sacar tajada.

El doctor Fuentes se ha lucrado en la ilegalidad del dopaje.

Si el deporte estuviese más cerca de lo amateur y en consecuencia de su propia esencia, el dopaje no sería rentable. Para acercarnos al deporte amateur tendríamos que ver desaparecer ceros de las cuentas de los deportistas. Con menos ceros en las cuentas del deporte, habría menos billetes de 500, menos ambición y, como resultado, menos glóbulos rojos artificiales en la sangre de los deportistas. Lo que ocurre es que en nuestra vanidosa sociedad ni el público está dispuesto a dejar de disfrutar del espectáculo, ni la gente del deporte está dispuesta a perder poder adquisitivo. El resultado de la unión de estos vértices forma un triángulo ridículo que observamos diariamente en nuestras pantallas. Una situación tan ridícula como ver a Julio Iglesias en Balaídos, el estadio del Celta, o escuchar a Bush con el mango de una sartén.

Anuncios

  1. MEÑO

    la verdad es que no entiendo nada de lo que has dicho lo que tengo claro es que la inmensa mayoria de los deportistas se dopan de una forma o otra simplemente para aumentar su capacidad de sufrimiento poder entrenar mas, y es mejor sufrir con menos dolor que si no, no entreno.

    • marcos

      Trato de explicar dónde está el origen del dopaje según mi punto de vista. El origen está en la ambición desmedida que se inocula a la gente en todos los ámbitos de la sociedad y en los intereses económicos que hay detrás de los deportes. El resultado de la suma de esos dos factores da como resultado el dopaje. Con una sociedad menos ambiciosa y menos materialista habría menos dopaje.
      Lo de los ejemplos de Bush, Julio Iglesias y demás es para poner de manifiesto el ridículo que acaban haciendo gente como Marta Domínguez o Eufemiano Fuentes cuando se les quita la careta. Su condición cambia de héroes a villanos en lo que un juez toma la decisión de registrar una de sus viviendas.

  2. Rodrigo

    creo que lo primero que deberias hacer es diferenciar entre deportista; persona que practica un deporte por placer; y deportista profesional; esa persona que practica un deporte por dinero. Que se dopen los primeros, es absurdo por naturaleza; aunque seguro que ocurre… pero en cuanto a que los profesionales se dopen, se podria considerar parte de ese trabajo; si lo hicieran voluntariamente y estuviese legislado. Desde el momento en el que el deporte profesional, se ha alejado del deporte al negocio; hay que mirarlo de otra manera, aumentar rendimientos, es aumentar ingresos y el dopaje es el camino mas rapido; con lo cual dudo mucho que prohibiendolo, se vaya a acabar con ello de ahi que solo encuentre solución en legislarlo; pero como en otros muchos casos, drogas, prostitucion…; la hipocresia de la sociedad supera a la logica…

    • marcos

      Cuando digo deportistas me refiero a los deportistas profesionales que entran al juego del dopaje, no a la gente que echa una pachanga a la semana con sus amigos.
      No comparto tu opinión de que como el deporte ha derivado en negocio haya que dejar barra libre porque es otra forma de desvirtuar la competición. Yo estoy dispuesto a que no haya tanto espectáculo a cambio de saber que el que gana es el mejor y no el que tiene a su servicio al mejor médico.
      Aunque suene hipócrita, está en juego la salud de los deportistas. Si realizar deporte de elite no es bueno para salud, menos lo será abusando de ese tipo de sustancias que está probado que dejan secuelas en el organismo.
      Si quiero ver espectáculo puedo ver saltos de motos, pero cuando veo un partido de fútbol o una carrera de atletismo quiero que gane el mejor.
      Además, no creo que este asunto tenga que ver con el de las drogas o la prostitución (de los que supongo que debatiremos). El origen de la esencia del deporte no está ni cerca de las drogas, ni de la prostitución. Cada cosa en su sitio.
      Dices que el dopaje es el camino más rápido para aumentar ingresos, pero el deporte no debería entender de lo que es el camino más rápido. El deporte es entrenamiento, esfuerzo, superación, no “hoy soy un burro de carga como tengo mucho dinero me pago un médico bueno y mañana soy un caballo de carreras”. Ahí, también se añade la diferencia económica, otro factor que desvirtúa la competición. Es lo que ocurre en Fórmula 1, en la que el 80% de los pilotos saben que ni se acercarán al podio. ¿Eso es competición? ¿Eso es deporte?

  3. jose luis

    No se si tengo este libro en casa, pero uno de los comentarios que le hice a Genaro Zapata, ero de que los culpables en esa época eran los entrenadores ya que hacían todo lo que les decía el mismo “masajista ó Fisio”, recuerdo que en las comidas nos ponían al lado del plato “tres pastillas”, que nosotros llamábamos “julianas”, luego las tomaba quien quería. Por cierto que en este equipo el Cartagena dejé de tomar un te que nos daban en el descanso ya que me pasaba la noche contando ovejas.
    Ya en otro equipo de Asturias tuve un entrenador que jugó a alto nivel de 1ª entre ellos el Burgos y el Valencia, que el Vicente Calderón nos ofrecía un potinje antes de salir a jugar y como sabía que yo no lo iba a tomar se justificaba que lo tomaban los estudiante las vísperas del los exámenes, es lo que me viene ahora a la memoria, pero hay más………,

    LIBROS. Fútbol-doping-veneno, de Genaro Zapata
    martes 23 de marzo de 2010

    P.R.G. – Salón redondico

    Si lo que quieres es saber si los jugadores de fútbol toman estimulantes, te diré que lo hacen en un 90 por 100. Estas declaraciones de Genaro Zapata a Juan Ignacio de Ibarra, publicadas en el diario Línea de Murcia el 2 de abril de 1972 crearon una gran polémica y levantaron la liebre de un tema tabú hasta entonces. Fue la primera, pero no la única vez que Genaro se expresó en términos parecidos en medios de comunicación locales y nacionales, lo cual le valió una amonestación por parte de la Federación Española advirtiéndole de que si reiteraba manifestaciones de semejante índole se aplicarían las sanciones de mayor rigor que reglamentariamente procedan.

    Pocos años después, en 1977, publica este libro. En él narra que fue por atender a un futbolista que se retiró del campo con claros síntomas de haber ingerido estimulantes en un partido al que asistía como espectador como recaló profesionalmente en el fútbol. Estábamos a finales de los años 60 y fue el punto de partida para una carrera, la de Genaro, llena de méritos como fisio futbolístico. Y también el punto de partida de su particular batalla contra el doping, por sus consecuencias sobre la salud de los jugadores y sobre la salud del fútbol en general.

    Uno de los puntos más interesantes tratados en el libro es el del estudio de las motivaciones que mueven a un deportista a utilizar estimulantes. No trata de culpabilizar al jugador, sino de analizar el entorno de presiones y la propia naturaleza humana como responsables de este hecho. Su objetivo era que se estableciera un sistema de control antidoping en el fútbol español y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió. No al menos de forma inmediata, pues no fue hasta la temporada 1988-1989 cuando se reglamentó de forma metódica el control de dopaje en la primera y segunda divisiones del fútbol español. No obstante, a pesar de que pasaran 10 años desde la publicación de este libro y más de 15 desde su primer toque de atención, yo tengo el convencimiento de que Genaro tuvo mucho que ver en esto.

    Este libro es muy difícil de conseguir. Desde luego, en librerias convencionales no está. Si tenéis la suerte de encontrar algún ejemplar en librerías de viejo no dudéis en comprarlo.

    • marcos

      Gracias por contribuir con tu testimonio personal y enriquecedor. En aquellos años se utilizaban sustancias “irregulares” cuando menos. Además, se aprovechaban de la inexperiencia de los jugadores, lo que es peor aún. En la actualidad la situación parece que ha cambiado. De hecho, el foco está en otros deportes como el ciclismo o el atletismo. Del doping en el fútbol casi nadie habla, no sé si será porque no existe o porque no se atreven con ello. A veces parece que el fútbol es intocable, el propio Genaro Zapata del que nos hablas ya encontró problemas para realizar su estudio.

  4. Rodrigo

    A nivel profesional, casi toda las competiciones estan desvirtuadas; en tu post de futbol y politica, ya hacias referencia a ellos; y en cualquier deporte de alto nivel; si ordenas los equipos economicamente, y la clasificacion correspondiente, no creo que haya muchas diferencias. Y a día de hoy tristemente en muchos deportes ya gana el que tiene el mejor medico…

    Con legislarlas, no me refiero a dar barra libre; sino a que se regulen, y se estudie la manera de evitar o reducir los efectos secundarios que tiene en el organismo. Porque veo mas efectivo su regulación que su prohibicion.

    en la sociedad actual, los valores estan desapareciendo del deporte a pasos agigantados… antes un niño queria jugar al futbol para emular a D10S; ahora simplemente quieren la vida de los futbolistas… antes amaban el balón; ahora el dinero que les puede dar ese balon…

    Y con lo de las drogas, y la prostitucion; me referia a la hipocresia de aceptarlas como una parte de la sociedad; parece que si no se legisla, no existe… y ninguna de las tres van a desaparecer porque las prohiban

    En cuanto al origen, le comparto con vos; la competividad, mal enfocada, junto la obligación social de ganar, es un caldo de cultivo perfecto para el dopaje, y los intereses economicos… como no; en que problema social no aparecen

    Y luego nos diran que es casualidad

    • marcos

      Estoy de acuerdo contigo en las razones que empujaban a un niño antes a dar patadas a un balón y en las que les empujan en la actualidad.
      El deporte forma parte de la sociedad y como tal es su fiel reflejo. Es decir, que es verdad que el nivel económico influye pero el Alcorcón puede ganarle al Real Madrid, ¿podría un ciclista de tercera fila ganarle el Tour a Contador o a Andy Schleck?
      Lo de legislarlas es complicado, teóricamente ahora hay muchos tratamientos legislados (que son legales) muchas formas de fisioterapia o de recuperación. Están prohibidas las que son perjudiciales para la salud o las que son directamente trampas evidentes. Enriquecer tu sangre para volvértela a inyectar es demasiado. Cada uno tiene unas condiciones y todos no podemos ser Súperman. En cualquier caso, estoy de acuerdo con el fondo de tus reflexiones.

      • Rodrigo

        Un ciclista de tercera no le ganaria un tour jamas, igual que el alcorcon jamas ganaria la liga; pero en una etapa o en un partido…

        en cuanto al futbol, supongo q habra; a algunos ya les han sancionado; pero creo q es menos comun que en otros deportes, apostaria por ciclismo, natacion, y atletismo… el orden concreto se me escapa

    • marcos

      La Copa del Rey tiene importancia. Además fue una eliminatoria a doble partido en la que el Madrid no fue capaz de remontar. Una etapa le pueden ganar a Contador obviamente, pero las etapas del Tour las ganan casi casi casi siempre ciclistas de primerísima fila y de mucha clase. Es muy difícil ver en el Tour levantando los brazos a un piernas cualquiera. En cualquier caso, en el fútbol también se ha establecido una diferencia muy grande entre Madrid, Barça y el resto. El rico cada vez tiene más y el pobre, menos. Hablamos de ese asunto en el blog anteriormente.

  5. ERI

    Muy interesante todo el tema de la “droga” en el deporte. Basicamente comparto la opinión del articulo.

    Solo decir que a ver si se investiga hasta el final. Y si Eufemiano tiene que decir algo de los “flamantes” campeones del mundo QUE LO DIGA. Lo que pasa es que como se trata de fútbol no hay narices a meterle mano. Si Eufemiano hubiera hecho esa declaración de cualquier ciclista por poner un ejemplo de un gremio persiguido, que se fuera preparando que le registraban hasta en el último de los rincones de su casa.

    Si se demuestra que se dopan (cosa que seguro que es cierto) que les retiren los titulos.

    Y Eufemiano, si sabes algo. TEN HUEVOS A HABLAR. No tires la piedra y escondas la mano…

    • marcos

      Supongo que Eufemiano no hablará porque como hable no es que le quiten los títulos a la selección, es que él se tiene que ir con Rodríguez Menéndez a esconderse por ahí porque el primero que tendrá mierda por descubrir será él. Así que un tipo como Eufemiano naniano naniano no creo que tenga ninguna valentía para denunciar nada porque ha formado parte del núcleo duro del negocio durante mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s