El purgatorio es un fuego interior (II)

Ignoro si los mercados han puesto contra las cuerdas a la Iglesia para que la tasa de beneficio de los que mandan no disminuya. No sé si un grupo de trajeados angloparlantes se reune periódicamente con Ratzinger para comprobar si han hecho los deberes. No he estado en el Vaticano últimamente, así que no sé si han decorado las calles con guirnaldas y fotos de la virgen con la hoz y el martillo porque vienen desde China prometiendo comprar las estampillas que ya no pueden colocar en los mercados.

Tampoco me he enterado si la Iglesia está en crisis y por eso han tenido que vender parte de su patrimonio histórico como va a hacer Gallardón en Madrid, en este caso el purgatorio, que deja de ser una especie de erial donde las almas vagan toda la eternidad preguntándose a sí mismas por qué fornicaron tanto en vida y pasa a ser un fuego interior. Algo mucho más sencillo y más flexible, cosa que viene muy bien en estos tiempos.

Lo que sí que sé, lo que tengo bien claro, es que aquí antes de que caiga la Iglesia vamos a tener un estado que se encargue de apuntalarla. Aquí tenemos una Iglesia que se permite el lujo de tomar las calles periódicamente para sus rituales y para criticar al gobierno. Aquí tenemos un estado que paga las visitas del jefe de esta Iglesia, el reformador. En fin, aquí tenemos unos políticos que le tienen tanto miedo a ese fuego interior que es el purgatorio que se niegan a denunciar un concordato infame y que son incapaces de quitar un crucifijo cuando juran un cargo político en un estado supuestamente aconfesional.

Zapatero acude raudo a dar la mano del jefe de uno de los estados que menos convenciones de Derechos Humanos ha firmado.

El viernes, SS Ratzinger confirmaba que el papa anterior había curado a una monja de parkinson. Le van a subir a los altares, le van a poner junto a dios y va a orientar con toda su sabiduría y su bondad el camino por este valle de lágrimas que es el mundo. Si saliese por la tele un curandero cualquiera diciendo que ha curado el parkinson de una manera inexplicable, seguramente se le tacharía de mentiroso y no sería más que otro monigote de la telebasura, con su fecha de caducidad cuando ya no es rentable.

En cambio, gran parte de nuestra sociedad y casi toda nuestra clase política sigue admirando, respetando y protegiendo a una institución totalitaria como la Iglesia que se basa y sigue creyendo y defendiendo las mismas tonterías sobre las almas y los milagros que el curandero de la telebasura.

Lo peor de esto no son los parabienes hacia la Iglesia. Al fin y al cabo los curas siempre han tenido mucho mando en plaza y eso cuesta cambiarlo. Lo peor es que en vez de ir hacia un mundo ilustrado en el que se confía en la razón y la gente quiere ser libre conociendo el mundo y participando de él, la mayoría de edad de la que hablaba Kant, vamos hacia un mundo más oscuro en el que los curas de siempre y otros nuevos que van surgiendo tienen cada vez más poder. Voy a dejar de escribir que me está saliendo un fuego interior en forma de cabreo.

Anuncios

  1. Rodrigo

    El poder de la iglesia en esta nuestra sociedad es algo indignante y mas cuando ese documento, que tanto le gusta a la derecha esgrimir para defender la unidad de españa, llamado constitución, define a españa como un estado laico y aconfesional; debatir sobre esta cuestión, esta lleno de matices sobre hasta que punto la constitución regula los derechos y libertades fundamentales, sobre la definicion de laico o laicidad.

    Pero la independencia de la iglesia y el poder legilativo, deberia ser un hecho y no un sueño; los constantes esfuerzos por influenciar de uno en el otro, son una razón mas que suficiente para que abramos los ojos

    • jose

      La Constitución en esto, como en todo, es totalmente ambigua. En el mismo artículo donde define a España como un estado aconfesional también habla sobre la Iglesia Católica y no sobre el resto de confesiones. El gran problema del régimen político español actual es que su origen no está en la Transición sino en “Burgos, primero de abril, de 1939”. Año de la victoria. Y así nos va con todo.

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s