Guerras justas (II)

Micheal Walzer, del que hablaba Jose ayer: “Lo que hicimos mal (los estadounidenses en la Guerra de Afganistán) fue no poner los recursos necesarios para la reconstrucción del país después de la contienda. Después de todo lo que ocurrió en la guerra teníamos responsabilidades en Afganistán que no hemos cumplido”.

Estas palabras las pronuncia Walzer después de justificar el comienzo de la Guerra en Afganistán. ¿Qué significa esto? Que la violencia genera una serie de consecuancias de las que, en numerosas ocasiones, es muy difícil escapar. Yo veo que tú estás haciendo algo mal y digo voy a levantarle la voz para que se dé cuenta y deje de hacerlo. Después tú dices ¿quién es este para levantarme la voz? Y me sacudes un tortazo para que me controle y no me pase. Yo, como veo que el tortazo es una falta de respeto te sacudo un puñetazo y ya estamos en una espiral violenta de la que es complicado salir. Al final, yo iba a levantarte la voz y nos hemos acabado dando de hostias. Estados Unidos iba a Afganistán a derrocar el régimen talibán y se ha acabado llevando por delante las vidas de miles de civiles.

Benicio del Toro, tras rodar la película de la biografía del Ché: “El Ché fue un resultado de su tiempo, de finales de los 50 y de los 60. Después fueron cambiando los mecanismos de lucha, en los 70, en los 80,… No podemos juzgar lo que hizo el Ché en 1959 con los planteamientos actuales”.

Estoy de acuerdo en que la violencia ha sido durante mucho tiempo el motor de la historia y de hecho, en gran medida, lo sigue siendo. Pero lo que no podemos hacer es tratar de transportar a la actualidad formas de lucha de épocas pasadas. En el pasado hubo unas formar de luchar con sus luces y sus sombras, pero el mundo ha cambiado y las formas de lucha también deben cambiar para oponerse a un sistema diferente del de hace 40 años.

Al ganar derechos individuales, especialmente en Occidente, las vidas de las personas valen mucho más, por lo que el punto de vista de la violencia cambia. No deshecho la violencia como un camino más, pero con el paso del tiempo quizás el camino vaya más por la desobediencia. No debemos olvidar que lo que mueve todo en el mundo es el dinero, así que una forma eficiente es tocar la economía de la gente a la que queremos molestar.

Aunque todavía hay mucha gente reticente, la lucha digital es uno de los caminos. Me gusta la forma de luchar de los Anonymous, un movimiento anónimo y, en parte, libertario que ejerce su propia justicia y sus propias dosis de venganza. Una de sus últimas acciones ha sido boicotear las webs de las empresas que dejaron de financiar Wikileaks. I am Anonymous. Are you Anonymous?

Anuncios

Un Comentario

  1. jose

    Es evidente que la desobediencia pacífica es la manera. Pero volvemos a lo de antes, cuanto más desobediente es una acción más te acercas al desfiladero en el que empieza la violencia. Y, ahí, la caída puede ser muy fuerte para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s