Hasta una democracia (II)

Para caminar hasta una democracia hace falta que abandonen el paseo seres tenebrosos como Jaime Mayor Oreja que hace pocos días se permitía afirmaciones como que “Zapatero necesita a ETA y ETA necesita a alguien como Zapatero”.

Para caminar hasta una democracia es necesario que el Partido Popular entienda que no tienen porqué ser ellos los que se cuelguen la medallita del fin de ETA. El día que ETA cierre el telón será un triunfo común y un fracaso propio.

Para caminar hasta una democracia contribuiría que la derecha mediática no esté una y otra vez entorpeciendo los avances. El todopoderoso Pedro J. Ramírez ya le está buscando tres pies al gato; que si no condenan los antentados pasados, que si no piden la disolución de ETA,… Esas reacciones no vienen más que a confirmar lo que le dijeron al Follonero en una Herriko Taberna: “¿Condenar la violencia? Eso es una excusa. El día que la condenemos, se inventarán otra cosa”. En eso están. Si la ley alude explícitamente a condenar la violencia, tendrán que decir que condenan la violencia. A mí me gustaría que además de condenar la violencia saliese Rufi Etxeberría haciendo un número de los de Pepe Viyuela con la escalera y todo. Sería mucho más divertido, pero una cosa es la ley y otra muy diferente, las reminiscencias franquistas de la derecha mediática.

Para caminar hasta la democracia se necesita un gobierno que no se inmiscuya en el terreno del poder judicial. Una vez que han construido un marco legal de excepción, como dice Jose, no es necesario que crucen más líneas rojas.

Para caminar hasta la democracia sería positivo un gobierno que no mire permanentemente por el retrovisor para ver si le sigue el Partido Popular. No permitirán que Zapatero o Rubalcaba cedan una milésima parte de lo que cedió Aznar. Lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible.

 

Rufi Etxeberría e Íñigo Iruin, dos de las cara visibles de Sortu.

Para caminar hasta la democracia sería bueno que nacionalismo periférico y español no fuesen dos caras de una misma moneda. Sus egoísmos, sus discursos enconados, sus escaladas verbales, sus intereses electorales se retroalimentan. ¿Cuándo obtuvo Esquerra Republicana de Catalunya sus mejores resultados electorales? Con Aznar describiendo día sí y día también a un Carod Rovira con cuernos y rabo. Mientras tanto al PP le viene muy bien tener un malo de la película con el que poder agitar a sus acólitos.

Para caminar hasta la democracia es imprescindible gente que esté dispuesta a convivir con otra gente que piense diferente, altura de miras y mentalidades abiertas.

Para caminar hasta la democracia es indispensable que los que matan dejen de matar, que los que protegen a los que matan dejen de protegerles y que la gente de la izquierda abertzale esté dispuesta a abrir las ventanas a la convivencia.

Si conseguimos todo eso, es probable que sin darnos cuenta, como dice Jesús Eguiguren, un día miremos al parque y la nieve, como ETA, haya desaparecido. Ese día celebraremos la primavera.

Anuncios

  1. Pingback: Tweets that mention Hasta una democracia (II) « Sombras en la ciudad -- Topsy.com
  2. ANGEP

    Me gusta.
    José María Aznar, 1998 decía:
    Hay dos que para mí son básicas. La primera, el abandono definitivo de la violencia (…) La segunda, que acepten de forma clara e inequívoca los procedimientos democráticos, cuya primera expresión son las elecciones del 25 de octubre en el País Vasco. No estoy pidiendo, y podría hacerlo, que asuman todos los pronunciamientos electorales que ha habido en estos veinte años, ni siquiera que hagan explícita condena de sus propios crímenes, pero sí que acepten las reglas democráticas desde el momento en que anunciaron el cese de la violencia.
    Parece ser que como tu dices las ideas cambian cuando se esta en la oposición, oposición que en este país lucha para que se hunda para así tener mas posibilidades de ganar las elecciones.
    Yo personalmente quiero la Paz,por la experiencia que me da la vida soy escéptica con estas personas que han intentado conseguir a través de la violencia indiscriminada una serie de prebendas; también se que las personas cambian y evolucionan y que España también ha cambiado y desde hace ya muchos años hay democracia en este país.
    Se puede convivir con distintas ideas pero siempre desde el respeto.

    • marcos

      De eso se trata, de que la gente aceptemos las ideas de convivencia y respeto. Eso, aunque parezca algo poco específico y una generalidad es fundamental, porque tanto el nacionalismo radical español, como el nacionalismo radical vasco nunca han estado dispuestos a hacerlo. Y si te soy sincero, viendo las actitudes de los últimos días parece que está más dispuesta a dar pasos en favor de la paz la izquierda abertzale que la derecha ultamontana españolista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s