Inmorales

A parte de hacerme derramar lágrimas de emoción, las revueltas en Egipto me han recordado algo. Resulta que, tras pasar a ser un dictador malo para Occidente, los bancos suizos han congelado las cuentas de Mubarak. Parece ser que, hasta ahora, no se habían dado cuenta de que Mubarak era un dictador y la procedencia de su dinero era ilegítima. Debían de pensar que todo el dinero que ingresaba lo había ganado honradamente, no sé, vendiendo alfombras.

El caso es que este hecho me ha recordado algo que ya sabía (sabemos todos): que los regímenes más sanguinarios y corruptos del mundo se construyen y se

Sobre la muerte y la tortura de millones de personas se levanta la ciudad de Zúrich.

mantienen con la entusiasta cooperación de los respetables banqueros occidentales. Esto es muchas cosas, pero esencialmente es inmoral. Dicho de otro modo, a parte de ilegítimo, corrupto, reaccionario o hipócrita, esto es esencialmente malo. Tiene que ver con la maldad, incluso en un sentido teológico. Y me da lo mismo que me acusen de maniqueo o demagogo. Los banqueros que se aprovechan y obtienen beneficios de regímenes asentados sobre la tortura y el asesinato son, ante todo, gente mala.

Porque podría hacer una análisis político. Podría hablar de los paraísos fiscales y del papel que juegan en el sistema económico mundial y como son perfectamente tolerados por los líderes mundiales. También podría hacer hincapié en la interdependencia y cómo es imposible analizar casi ningún fenómeno social en el mundo sin tener en cuenta estas redes financieras.

Pero no, lo que más me apetece decir es que son gente mala. Igual que nuestros padres nos decían que no fuésemos con tal o cual persona porque eran malas compañías, esta gente representa las peores compañías que puedes echarte. Porque no se trata de gente que no conoce la procedencia del dinero de sus bancos. Saben perfectamente que el dinero de Mubarak o el de Obiang o el de tantos proviene del latrocinio y el expolio de pueblos condenados a la miseria. Pero les da lo mismo.

Son esa clase de gente con la que no se aguantaría más de cinco minutos hablando sin que te pueda la indignación al ver su sonrisa helvética, impoluta, comentando los últimos avances del Acuerdo de Basilea en cuanto a reglamentación bancaria. Y termines por escupirles en la cara.

Si esto fuese un mundo normal, no ya bueno o justo, sino simplemente normal, esta gentuza sería objeto del mayor de los desprecios por parte de las personas decentes. Como no vivimos en mundo normal, esta gentuza no sólo es respetable, sino que viven con un aura de superioridad que lo único que hace es que aumente la rabia y el odio hacia ellos y lo que representan.

Anuncios

  1. Pingback: Tweets that mention Inmorales « Sombras en la ciudad -- Topsy.com
  2. ANGEP

    También a mi me emociona ver a la población egipcia reconstruir y limpiar su plaza de Tahrir,testigo de una lucha por la libertad, lucha pacifica,y paradojas de la vida con el apoyo del ejercito, ojala consigan ver cumplidos sus ideales.
    Hablas del dinero de Mubarak, dinero del pueblo egipcio que él administraba,y quiero recordarte que hasta el día 11 de febrero Mubarak no era un tirano.
    A la pregunta de si Mubarak era un tirano,Dick Cheney vicepresidente de Estados Unidos,contestó que no;
    “Él ha sido un buen hombre, él ha sido un buen amigo y un aliado de Estados Unidos, y nosotros necesitamos recordar eso”, dijo Dick Cheney,06-02-2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s