Nuestras victorias están cargadas de futuro

Como véis, vivimos en un mundo áspero. Un mundo que no perdona y no ofrece segundas oportunidades. Un mundo que te pasa por encima. Un mundo en el que llueve y llueve y vuelve a llover y siempre que llueve se mojan los mismos. Siempre se calan los mismos. Siempre pierden los mismos y siempre ganan los mismos porque juegan con las cartas marcadas.

En las guerras siempre pierden los mismos, en la cola del paro siempre pierden los mismos, en las cárceles siempre pierden los mismos, en la marginalidad siempre pierden los mismos. Que no me vengan con que la lucha de clases no tiene sentido porque en todos los conflictos está la lucha de clases. Los ricos contra los pobres, los que disparan contra los que reciben el balazo, los que firman la sentencia contra los que llenan las celdas.

Pero no todo está perdido. Este mundo egoísta, este mundo que se mira al ombligo y excluye al diferente se puede cambiar. Para eso tenemos muchos instrumentos muy poderosos.

Tenemos el compromiso para reunir esfuerzos y construir un mundo brillante en el que no siempre se mojen los mismos. Tenemos la pureza de la vida con toda su fuerza. Esa fuerza que está en tus ojos, en el primer rayo de sol de la mañana, en el brotar de la naturaleza, en la sonrisa de la juventud. Tenemos a esas personas con las que resistimos, con las que reímos, con las que lloramos, con las que compartimos, con las que nos sentimos nosotros mismos. Esas personas que nos protegen y a las que no nos permitiríamos que las ocurriese nada. Todos sabéis de quién estamos hablando.

También tenemos la belleza en esos labios, en esa mirada honesta e inabarcable, en esa inteligencia. La belleza del amor. El amor de sentirnos acompañados y libres, desnudos sobre el colchón. Tenemos esas canciones que tanto te gustan, tenemos los poemas que nos iluminan el camino, tenemos la noche plagada de estrellas, tenemos todo por mejorar.

Lo tenemos todo menos bajar los brazos, todo menos que nos encuentren rendidos, todo antes que sacar la bandera blanca. Siempre nos encontrarán de pie, dispuestos a dar la batalla, con nuestra alegría, con nuestro compromiso lleno de argumentos, con nuestras risas llenas de cervezas, con nuestras victorias cargadas de futuro.

Anuncios

      • Rodrigo

        Sean capaces de sentir en lo más profundo cualquier injusticia, cometida contra cualquiera, en cualquier parte del mundo, pués es la cualidad más linda de un revolucionario.

      • marcos

        Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor.

  1. Paloma

    Si que es cierto que vivimos en un mundo que no es nuestro, que nos fue expropiado, donde gana el que más tiene: las guerras las hacen las injusticias, y los ricos, que cada vez quieren más.
    Pero no todo está perdido (ole, Marcos, que lindo)

    Porque tenemos el compromiso con nosotros mismos como plural. Tenemos las palabras, la poesía y los sentimientos que nos hacen estar vivos, y sentirnos vivos.
    Y tenemos la esperanza y la lucha y el coraje. Y también la revolución
    Me quito el sombrero y lo añado a las miles de cuestiones que os he robado de estas páginas.
    Arriba nuestras victorias cargadas de futuros!

    • marcos

      Claro que sí nos quedan muchas cosas por compartir como para rendirnos tan fácil. Ya sabes que puedes coger lo que quieras porque es tuyo. Sin todo lo que riegas e iluminas para que después crezca y florezca el blog no sería lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s