De momento, nos sigue gustando el fútbol

Esta mañana en el bar he escuchado que Mourinho se ha quejado. No jodas, he pensado, ¿y eso? ¿cuándo se ha quejado Mourinho? El caso es que el “técnico madridista” (algún día deberíamos recolectar todas las paráfrasis verbales absurdas que escriben los periodistas) se queja porque dice que el que hace el calendario perjudica al Real Madrid. Resulta que la semana que viene el Real Madrid descansa (no juega) sólo dos días, y el Barcelona esta semana cuatro.

Parece cierto, ¿no? Pero es extraño, ¿alguien relacionado con el fútbol perjudica al Real Madrid? ¿En España? ¿Puede esto ser posible? Me he puesto a buscar por Internet quién es el que decide el horario de los partidos de la Liga y, entonces, lo he visto claro: un catalán. Un tal Jaume Roures. No sabía quién era, el nombre me sonaba poco. He seguido investigando y he caído. Jaume Roures es el jefazo del fútbol, es quien tiene los derechos de los equipos de fútbol y, por lo tanto, es quien decide a qué hora se juega y esas cosas. Pero no queda ahí la cosa: resulta que el tal Jaume Roures ha contratado al hermano de Guardiola (Pere) en una empresa de algo así como representación deportiva y negocios inmobiliarios (como he ido yendo del Marca al Sport al final no me he enterado bien). El caso es que lo que Mourinho quiere decir es esto: Jaume Roures hace un calendario que perjudica al Madrid para beneficiar de alguna manera a Guardiola (Pere o Pep, da lo mismo). Acabáramos.

Aquí ya sí que no me lo creía: ¿chanchullos deportivo-empresariales en España? Aunque sea en la anti-España, que es como nuestra némesis, comparte la misma esencia chanchullera de España, que allí lo llaman seny, pero es nuestro principal enemigo.

Pero hoy me he caído del guindo: resulta que sí, que en nuestro fútbol el Fair Play se termina en la misma línea de banda y lo que resta de estadio es una especie de pudridero de mafiosos enmierdados con magnates de la comunicación hasta las trancas o encamados con políticos recibiendo favores. Hay chanchullos para regalar: peleas entre grupos de comunicación progresistas por los derechos de emisión del nuevo opio del pueblo; especulación con la antigua ciudad deportiva del Real Madrid para construir los cuatro penes esos que hay en el final de la Castellana y salvar al club; corrupción de esa desgracia de este país que fue Jesús Gil entre Marbella y el Atleti y el Atleti y Marbella; negocios entre el Barcelona y los equipos de los dictadores sanguinarios de Uzbequistán a mayor gloria del Garibaldi catalán (léase Laporta); Ruíz Mateos y el Rayo,… Y sólo he citado de memoria. ¿Méndez Pozo no estará en algo de esto también?

Y todo esto, ¿para qué? ¿Para una mierda de Liga en que un equipo juega de ensueño lo gana todo, otro juega de ensueño a veces y lo gana casitodo y 18 desconocidos  no sabemos bien cómo juegan porque sólo les vemos jugar con los otros dos? Y que aún así nos guste el fútbol.

¿Pero qué fútbol nos gusta?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s