¿Empezamos por Garoña? (II)

Entre las setas que pueblan los medios de comunicación contándonos lo maravillosa que es la energía nuclear hay dos argumentos que se repiten mucho: que es barata y que es ecológica. También está el argumento de la seguridad, pero supongo que el hecho de que no haya una sola aseguradora privada que esté dispuesta a asegurar una central nuclear nos deja ver que los riesgos que conlleva la energía nuclear son algo más que una broma. De todos modos, luego volvemos sobre esto de la seguridad, ahora me voy a centrar en los otros argumentos.

La energía nuclear no es barata. El indicador habitual de las setas pronucleares es el coste por kw producido que, es cierto, es más bajo que en otros modos de producción. La trampa está en que estos costes no miden los costes derivados. Por ejemplo extraer el uranio, transportarlo, enriquecerlo, etc. Pero es más sencillo que todo esto: para que nosotros podamos tener energía nuclear tenemos que hipotecar a nuestros hijos y nietos, que son los que van a pagar el precio de los almacenes de residuos. Y esto sí que sube el precio, pero mucho. Así que no es que sea muy barata, es que el precio de la energía nuclear es incalculable.

La energia nuclear no es ecológica. Aquí los boletus radiactivos lo que suelen decir es que emite muy poco CO2 a la atmósfera, en comparación con otras fuentes de energía, por ejemplo la energía térmica. Esto es cierto, emite poco C02 a la atmósfera. Pero es que lo ecológico va más allá de eso. Lo ecológico tiene que ver con la durabilidad de las cosas. Los procesos naturales son ecológicos porque se hacen de manera sostenible, es decir, se hacen de manera que no agotan los recursos. Pero la energía nuclear sí agota los recursos: el uranio se va a agotar. ¿Y después qué? Además de eso, calienta el agua de los ríos que usa para refrigerar el reactor, lo cual tiene consecuencias ecológicas. Sin contar con los residuos, que van a estar en este planeta miles de años, así que la pregunta es: ¿tenemos derecho a llenar de mierda el planeta que van a vivir nuestros nietos sólo porque queremos mantener nuestro nivel de consumo?

Pero, en el fondo, hay algo de razón en una cosa que dicen los champiñones fisionados: si queremos mantener este nivel de vida y, sobretodo, este nivel de consumo de energía, no podemos utilizar únicamente energías renovables. Así que, al final, la cuestión es otra, bastante jodida para la mayoría, y que tiene que ver con el abismo hacia el que cada vez vamos más rápido en todos los sentidos: o cambiamos el modo de vivir conscientemente o el planeta nos va a cambiar el modo de vivir (matando a unos cuantos por el camino) a la fuerza.

  1. Mellow

    Ahí está la clave. Todas las fuentes de energía tienen sus inconvenientes, algunas más que otras, pero incluso las renovables producen un impacto ambiental. Lo que no es viable es un sistema basado en el consumo cada vez mayor de unos recursos limitados (condición elemental del sistema capitalista).

    Nunca se habla en los grandes medios de comunicación de las verdaderas causas de los problemas, ni siquiera de soluciones reales y a largo plazo. ¿Tan descabellado sería un límite máximo de consumo de energía por persona? ¿O un límite de riqueza? ¿o algún tipo de restricción a la avaricia enfermiza de unos pocos?

    Días como hoy casi espero que explote todo y nos devuelva a la prehistoria, cuando todavía teníamos algo de respeto por este planeta. Y que me perdonen los que sí tienen sentido común, pero como sociedad (sobre todo occidental) somos un cáncer para la naturaleza, y como tal nos extinguiremos.

    • jose

      No sólo no sería descabellado, sino que sería moralmente mejor y, estoy seguro, seríamos mucho más felices. Hay todo un movimiento que se está creando en torno al decrecimiento, dentro que lo que podríamos llamar la izquierda alternativa, que apuesta explícitamente por ello.

      Hay propuestas políticas concretas: dejar de invertir en ciertos sectores (militar, infraestructuras, etc.) e invertir en sectores que nos aportan mucho más y perjudican menos el medio (educación, cuidados, cultura). Además para llevarlo a cabo serían necesarias estructuras políticas más pequeñas, por lo tanto más autónomas y más democráticas. El decrecimiento también conllevaría un orden global más justo, ya que los países enriquecidos no robaríamos al resto del mundo sus recursos. Yo en este sentido soy relativamente optimista. En diez años la opción será bastante visible, ya verás.

  2. Rodrigo

    El verdadero coste de cada tipo de energia es algo muy complicado de calcular porque a cada productor le interesa parecer el mejor, o algún miembro del lobby pro-ecologico, se ha parado a hablar del coste de producción de una celula fotovoltaica, la fundición de silicio o que hacer con las baterias cuando acabe su vida util…

    Lo de imponer un limite por persona, seria una gran medida, pero no veo a ningún politico que se le ocurra comentar algo parecido, sobre todo cuando las empresas energeticas son las que les pagan las campañas.

    El optimismo en que esto cambio, le perdi hace tiempo; mires el pais que mires, las mayores fortunas tienen una relación directa con el sector energetico, ya sea petroleo, gas, electricidad… y a esta gente no le gusta nada que les intenten mover de su sillón. Ojala tengas tu razón, pero veo más probable en diez años otra explosión nuclear que un cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s