La Revolución no será en 2016 (II)

Venga, date prisa que deben estar al llegar y no pueden verla así, dice el estilista Monsier Maquillé a la madre, Ahora mismo la visto, va a quedar como un pincel, responde Consistoria, ¡Burgos! Ven aquí ahora mismo que te tenemos que poner guapa, Mamá te he dicho que no quiero vestirme así, se queja Burgos, Lo que digas tú me da lo mismo, te tenemos que casar y se va a hacer lo que yo diga, contesta autoritaria Consistoria.

Pero no quiero ponerme esos trajes tan incómodos que habéis comprado, yo me siento mejor con la ropa que visto habitualmente, replica Burgos a Consistoria, Pero, ¿sabes todo lo que nos han costado estos vestidos? Un dineral, además te hemos traído a un estilista extranjero que cobra una fortuna, así que no vas a tirar todo este trabajo por tierra, Pero a mí no me gustan esos vestidos, me hacen sentir una persona que no soy y me incomodan, yo quiero ser yo misma, si les gusto bien y sino pues nada, añade Burgos remarcando su personalidad.

¿Eres consciente de quién va a venir a verte? Si emparentamos con la familia de Lord Capitalism, tendremos la vida resuelta, A mí no me gusta Lord Capitalism, además ya ha dejado varios divorcios en el camino y las mujeres que abandona quedan destrozadas, mira cuando pasó por Barcelona en el Fórum o en la Expo de Sevilla, Lord Capitalism es pan para hoy y hambre para mañana.

¿Te quieres callar y ponerte el maldito corpiño?, insiste Consistoria, Me queda tan pequeño que me hace llagas en la piel, si viene Capitalism que me vea tal y como soy, además no me cae bien, sé que se aprovechará durante un tiempo para dejarme por otra urbe más joven que yo, a mí me gusta la fidelidad de Asociacionio, él sí que me quiere, indica Burgos.

¿Asociacionio? Ese zarrapastroso no te dará el lustre económico de Lord Capitalism, ya me estoy encargando de apartarle de ti, responde insolente Consistoria, Ya pero él me quiere, no tiene dinero, pero es muy creativo, cada día me gana con un guiño y siempre me arranca una sonrisa, sé que Asociacionio no me abandonará nunca, dice Burgos con los ojos inundados de luz, ¡Cállate ya! Monsieur Maquillé, ayúdame a ponerla el corsé que con lo gorda que se está poniendo ni la entra y, Burgos, te callas ya ¿eh? No hagas las cosas más difíciles de lo que ya de por sí son.

Y una lágrima resbala por la mejilla de Burgos.

  1. Rodrigo

    Muy bueno artista, pero en este cuento es complicado que Lord Capitalism no se salga con la suya, de siempre el dinero a comprado los amores de una noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s