Un archienemigo menos

Cuando menos lo esperábamos se han cargado a Bin Laden. O no. Uno ya no sabe lo que creerse. A Bin Laden le han dado por muerto muchas veces. Tantas, que hace sospechar. Pero mucho. Yo realmente no lo sé y lo peor es que soy totalmente consciente de que no lo voy a saber nunca.

Hay una versión que me parece bastante plausible: Bin Laden estaba muerto desde hace mucho tiempo, pero era más útil vivo que muerto. Era más útil porque así se podía sostener una de las razones que decían motivaba las invasiones de Iraq y Afganistán: el terrorismo. Ahora, diez años después y cuando los propios pueblos árabes han dejado de lado el terrorismo de Al Qaeda, Obama necesitaba aumentar su popularidad interna y Bin Laden ya está amortizado y se inventan esta historieta. Así es la vida, Osama, los que te hicieron (la CIA) acaban destruyéndote. Lo que tienen las malas compañías.

Además, la historia que nos han contado tampoco parece muy buena: resulta que Bin Laden vivía en una mansión a 50 kilómetros de la capital de Pakistán. Resulta, además, que siendo la persona más buscada por el FBI y demás agencias, 40 soldados son capaces de entrar y cargárselo. Y lo tiran al mar. Porque esto es lo peor, lo han tirado al mar. Ni pruebas ni leches, lo tiran al mar, no vaya a ser que a alguien le de por investigar y consiga una versión distinta.

No sé, quizá la sensación de chapuza es lo que nos debería servir como prueba de que es verdad. Porque la vida en general es bastante chapucera. Esperaremos a la peli de Hollywood, a ver si nos ilumina algo.

Pero más allá de si es verdad o es mentira, lo que más miedo da (por las consecuencias que tiene para el futuro) está en la verdad oficial. La verdad oficial da por hecho que la justicia se hace con un asesinato sin juicio. Como muy bien recuerdan en El Periscopio, El Descodificador o Escolar, normalmente la verdad oficial nos hablaba de un juicio, pruebas materiales, etc. Incluso en los actos de guerra, la Convención de Ginebra pone ciertas normas.

Y ya sé que no vivimos en el mundo del regaliz y la piruleta y que matar y morir está a la orden del día, pero es muy preocupante que ni siquiera los discursos escondan ya la aceptación general de la venganza como justicia. Porque incluso los nazis tuvieron un juicio.

Un Comentario

  1. ruculaverde

    Estoy de totalmente de acuerdo con vuestro post… nunca sabremos la verdad… Y qué es eso de omitir juicios? suena un poco a tomarse la justicia por su mano? al ojo por ojo? Así dan ejemplo frente a los “radicales”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s