El ejemplo de EEUU

(Dos encorbatados norteamericanos, con dos peinados perfectos norteamericanos, con dos sonrisas impolutas norteamericanas, con dos periódicos bajo el brazo norteamericanos en un despacho norteamericano con la bandera de las barras y las estrellas coronando la escena)

– Todo ha salido bien.

– Sí, sí. Menos mal. Pensaba que no sacaríamos los suficientes votos.

– Al final hemos votado a favor de mantener el bloqueo a Cuba: Israel y nosotros. ¡Menos mal! Ese apoyo es importante.

– No te olvides de que también se han abstenido tres países. Islas Marshall, Micronesia y Palau.

– ¡Tres potencias! ¿Qué es Palau?

– El Palau Sant Jordi. ¡No te jode! Pues qué va a ser, un país. ¿Dónde está Palau?

– ¡Tres potencias!

– ¡Tres potencias!

– ¿Y en contra del bloqueo cuántos votaron en Naciones Unidas?

– 186 países, el resto vamos.

– Minucias.

– Minucias.

– ¿Y siempre ganamos así las votaciones en la ONU?

– Los veinte años que llevamos votando sobre este asunto sí.

– Tonterías.

– Tonterías.

– ¡Qué dulce es el sabor de la victoria!

– ¡Y el de la democracia! Somos unos maestros en ganar votaciones.

– Voy a limpiar el Nobel de la Paz al presi que entre Irak, Afganistán, Libia y esto, tiene una mierda que no veas.

– Mira a ver si consigues limpiarlo un poco que yo voy a dar una rueda de prensa para decir que está esplendoroso. Que no se lo enseñamos a la gente porque tanto brillo les cegaría.

– ¡Eres un artista Johnny!

– ¡Tú sí que sabes Jimmy!

El bloqueo al que somete EEUU a Cuba, para que se retuerza de hambre y enfermedad, ha supuesto para la isla una pérdida de más de 100.000 millones de dólares en estos 50 años. A Cuba no se le venden los métodos médicos para paliar diferentes tipos de cáncer porque los comercializan marcas norteamericanas. Eso mismo ocurre con numerosas enfermedades más. Así se exporta la libertad, así se extiende la democracia. God bless America!

  1. ERI

    Que triste el texto por la verdad que encierra…

    Me recuerda a cuando esta semana, viendo Salvados, Basaigoiti se jactaba de la buena noticia que suponía el asesinato de Gadafi. Todo esto con las imagenes de su brutal muerte reproduciendose en el ordenador de su despacho…

    ¿Estos son los verdaderos demócratas?

  2. Pingback: El ejemplo de EEUU (II) « Sombras en la ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s