Lucha de clases (II)

No hay más que ver lo que ha dicho Rajoy esta mañana para entender lo que es la lucha de clases. Fundamentalmente, vamos a reformar la sociedad, para salir de la crisis manteniendo la tasa de acumulación. Aquí hay algo que no está en discusión, y son los beneficios de las clases dominantes. Los que se benefician de la economía financiarizada son los que no pueden perder. Son, esencialmente, los dueños de estas empresas, para los que no hay crisis. Entre ellos está Warren Buffet, una de las personas más ricas del mundo que, últimamente, se está poniendo muy pesado con la idea de pagar más impuestos que su secretaria. Como se nota que no es de la CEOE, sino estaría quejándose porque no le dejan dar latigazos a sus trabajadores.

Pero para que haya lucha de clases, hace falta que haya dos clases. Y si bien ya sabemos quiénes son el 1% y quiénes son su fieles siervos, los políticos, lo más importante es entender quiénes somos el 99%.

El 99% somos, fundamentalmente, todos aquellos perjudicados por la economía financiera. Es decir, casi todos los que (desde la miseria del trabajo actual, desde la condena de tener una hipoteca, desde el vértigo que da tener un pequeño negocio que no sale adelante, desde el terror que provoca en una pensionista la idea de la congelación de su pensión, desde el pánico que genera pensar que vamos a tener que pagar las consultas al médico, desde la rabia que produce asistir al deterioro sistemático de la educación pública) estamos siendo sometidos al empobrecimiento colectivo.

El 99% somos una multitud heterogénea, compuesta por personas variadas. Nos podemos denominar a nosotros mismos de maneras diferentes, clases subalternas, clases populares, los de abajo. Da igual, lo importante es que empecemos a ser conscientes de que tenemos un interés común: luchar contra los intereses del pequeño grupo de gente que está destruyendo el mundo. Y lo está haciendo para poder mantener su tasa de acumulación.

No hay mucho más, o nosotros o ellos. O reconstruimos lo común y lo hacemos sobre nuevas bases no capitalistas o los miserables que nos gobiernan nos van a conducir al abismo. No estamos solamente hablando de trabajar más, tener menos festivos o cobrar menos. No. Estamos hablando de vida digna, para nosotros y para los que ahora mismo no la tienen, que son muchos. Eso nos estamos jugando. Y depende de nosotros y nosotras, porque, como hemos dicho más de una vez, “la historia es nuestra, y la hacen los pueblos”.

Un Comentario

  1. Pingback: Lucha de clases EL 1% contra el 99% O ellos o nosotros. « AQUI hay TOMATE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s