Leña del árbol caído

Hace una semana y tres días se publicó el último número impreso del Diario Público. Este diario se había convertido en una opción preferente para todas aquellas personas de izquierdas y con una visión de la realidad en parte diferente a lo que Guillem Martínez llama muy inteligentemente cultura de la transición.

El diario había sido lanzado a la calle por la empresa Mediapubli, cuyo principal propietario era Jaume Roures, un viejo trostkista que se ha convertido en multimillonario invirtiendo inteligentemente en productos audiovisuales y que, además, supo moverse por las alcantarillas del poder para que el PSOE de Zapatero le concediera varios favores políticos con que convertirse en el nuevo Polanco-Cebrián.Varios periodistas del periódico público han hecho muy buenos análisis de lo que ha ocurrido. Me gusta especialmente el de Iñigo Sáez de Ugarte, que empezó de redactor jefe de internacional y estuvo trabajando hasta hace muy poco tiempo en Público. Hay dos ideas que me parecen interesante resaltar.

La primera tiene que ver con la idea de que el diario Público, probablemente a causa de esos favores políticos, pretendía estar en misa y repicando, es decir, limpiando la cara del gobierno de Zapatero al mismo tiempo que intentaba satisfacer a un público mucho más crítico. Así, la presencia de articulistas de la izquierda disidente, no presentes habitualmente en los medios de masas, se mezclaba con columnas escritas por asesores y firmadas por ministros del gobierno de Zapatero. Esta mezcla, de alguna manera, mantenía el periódico en una contradicción permanente que, en momentos determinantes, basculó siempre hacia el lado del gobierno, como el caso de Rafael Reig demostró.

El otro aspecto que me parece importante analizar es la relación tan evidente entre poder mediático y poder económico que el caso de Público ha demostrado. No es algo nuevo, ya sabemos que en nuestras sociedades no existe libertad de expresión sino libertad de empresa, pero hay elementos del caso que que vienen a constatar una vez más que las clases dominantes tienen en su mano la herramienta más poderosa para la producción del pensamiento hegemónico. Público no era, ni mucho menos, el periódico con menos lectores, de hecho sus datos eran relativamente buenos. Mejores, por ejemplo, que la Gaceta, uno de los periódicos del TDT Party. Pero en tanto en cuanto su mensaje no era el hegemónico y dejó de tener a una porción de las clases dominantes a su favor (el gobierno) la viabilidad material del grupo mediático (es decir, el interés de los bancos para perdonar deudas o de las grandes empresas para inflar a publicidad un medio) se vino abajo. Hay más elementos interesantes de análisis, por ejemplo la forma en que Jaume Roures va a proceder al despido (en este sentido, el comunicado de los trabajadores tras el ERE anunciado no augura nada bueno) y la resistencia de su coherencia.

En fin, esto nos demuestra una vez más que el campo de batalla está en los medios. La mejor manera de ganar la guerra sería tener un periódico y una tele contrahegemónicas con periodistas bien pagados. Si los mensajes alternativos sobre la realidad pudiesen competir en igualdad de condiciones con el pensamiento único neoliberal y la basura alienante de la televisión no habríamos llegado donde hemos llegado. Pero ésta no es la realidad, la correlación de fuerzas está muy desigual y la infraestructura de los medios en manos del capital. Así que sólo nos queda buscar las grietas mediáticas que surgen todos los días en internet para intentar ensancharlas. Con la esperanza de que este sistema que nos conduce al abismo reviente.

Un Comentario

  1. ERI

    Me ha gustado bastante tu exposición sobre la corta vida del diario Público.
    Yo añadiría su inequivoca linea OTANISTA en cuanto a los artículos de política exterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s