Razones para creer en una España ¿peor? (II)

¿Una España peor? Vamos a pensar en las razones para creer en una España mejor (todos los datos están extraídos del reportaje “Una año de pequeños y grandes logros desde las plazas”, Marta G. Franco, en la edición impresa de esta quincena del periódico Diagonal):

  1. Desde hace una año, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, colectivo de defensa ciudadana frente al latrocinio de los bancos ha conseguido frenar 230 desahucios y ha multiplicado su actividad. Además, ha puesto en la agenda pública el problema de los desahucios, ampliando su lucha a otros colectivos como los inquilinos. 
  2. Mientras que hace un año parecía que la política se reducía a lo de siempre, en este momento en muchos barrios de todo el país hay pequeños grupos de afinidad que, desde distintas perspectivas, están haciendo un trabajo capilar pero fundamental para plantear visiones políticas alternativas a la hegemonía capitalista.
  3. A partir de estas iniciativas, modelos de vida que explícitamente apuestan por escapar del modo de vida capitalista, como las cooperativas integrales, se están multiplicando, habiéndose iniciado procesos en esta línea en Madrid, Andalucía, Cabo de Gata, La Rioja, Valencia o Aragón. Además, modelos como la Banca Ética o las cooperativas financieras aumentan sus clientes y asociados aumentan día a día sus clientes y asociados.
  4. Por último, desde mayo del año pasado el número de participantes en manifestaciones ha aumentado (en total un 4,7% que no es mucho, pero en este tiempo se han producido algunas de las mayores manifestaciones desde el 78). Este año, por ejemplo, ha habido una media de 60 manifestaciones/protestas diarias en todo el Estado.

Mañana hay una manifestación (Burgos, 12:30, de la Plaza del Cid a la Plaza Mayor) contra el expolio de los servicios públicos convocado por los sindicatos mayoritarios y muchos más colectivos, el martes es el uno de mayo con manis por todos lados y en dos semanas el #12M15M. Probablemente todas estas cosas que he dicho te parezcan nimiedades frente a las subidas del IVA, los recortes en sanidad o educación, el empobrecimiento generalizado de nuestras vidas o la facilidad de los políticos para escupirnos en la cara. Pero los cambios no se producen enseguida. La hegemonía neoliberal está asentada en las percepciones de toda esa generación que vivió y se socializó en la apariencia de riqueza del pelotazo. Pero conforme avance el tiempo, y muy en parte gracias a este trabajo capilar de muchas personas, que no parece tener resultados evidentes, iremos reconstruyendo alternativas y movilizaciones que nos lleven a una España mejor para las clases populares.

Mientras, siempre nos quedará Jesús Quintero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s