Democracia vs. Fascismo

Durante los últimos días estamos siendo testigos de una creciente aplicación de prácticas fascistas por parte de diferentes organismos del Estado a raíz de la manifestación del pasado #25S. Estas evidencias alejan a los diferentes poderes que las emplean de la democracia real y más profunda que demandan los manifestantes.

1. Criminalización de la convocatoria:

– Los convocantes de la manifestación fueron sometidos a un férreo control en las fechas previas a la misma. Se les tomaron los datos mientras tenían lugar las asambleas de preparación del acto en el Parque del Retiro, es decir, con luz y taquígrafos en un lugar público.

– Diferentes estamentos, gorbernados por el PP, se han encargado de expandir mil y una mentiras sobre la convocatoria. Desde que había dentro grupúsculos de extrema derecha, hasta que era un golpe de Estado. Con lo que sabe la derecha española de golpes de Estado, no entiendo cómo les cuesta tanto identificar uno.

– Varios autobuses que llegaron a Madrid desde diferentes ciudades fueron detenidos para realizar “controles rutinarios”, en los que se tomaron los datos de todas las personas que se desplazaban. Esas listas negras que apestan a fascismo y que le gustan tanto a la delegada del Gobierno en Madrid.

– La criminalización sigue tras la manifestación, ya que la propia Delegación del Gobierno ha informado de que pretende responsabilizar de todos los desperfectos a la persona particular que puso su nombre para formalizar la convocatoria.

2. Policías infiltrados entre los manifestantes:

– Cualquiera que se dé un paseo virtual por las redes sociales observa que había policías infiltrados entre los manifestantes. Lo curioso es que estaban donde comenzaron las cargas más violentas y cuando comenzaron las detenciones, lo que hace pensar que ellos mismo pudieron estar detrás de esas provocaciones previas.

– Es curioso el miedo con el que grita este policía infiltrado que es “compañero” a los antidisturbios en este video. Si realizasen detenciones normales, una vez que estuviese apartado del foco de la violencia, bastaría con decírselo tranquilamente, pero consciente de los métodos que utilizan sus “compañeros”, lo grita desesperadamente antes de que empiece a llevarse un saco de golpes gratuitamente.

– A pesar de haber portavoces de sindicatos mayoritarios de policía reconociendo que hay infiltrados en las manifestaciones, los responsables políticos, ajenos a la vergüenza, siguen negándolo.

3. Violencia:

– En esta manifestación, como en cualquier otra, podría haber minúsculos grupos violentos. Tan insignificantes como para que el resto de los manifestantes les controlase sin necesidad de intervención policial alguna.

– Dicho ésto, es obvio que casi toda la violencia la dispensó la policía, que, lejos de actuar con el compromiso que les otorga ser los representates de las fuerzas del Estado, fueron los responsables de los desórdenes que se dieron en la Plaza de Neptuno. Los perros de presa del sistema económico neoliberal, que les acaba de congelar los sueldos una vez más, dejaron a un lado palabras como prudencia, moderación o proporcionalidad, para dejar imágenes de una policía represora propia de dictaduras del siglo pasado. ¿Qué diría la prensa española si llegasen imágenes parecidas de Cuba o Venezuela?

– Los medios de comunicación han vuelto a ir un paso por detrás de la ciudadanía, ya que, para informarse de lo que realmente estaba ocurriendo allí, han sido más útiles las diferentes plataformas digitales. Gracias a ciudadanos anónimos que grabaron videos como éste hemos sentido en nuestras propias carnes lo que es la vergüenza ajena.

– No hay que ser un lumbreras para observar que las detenciones y las cargas fueron indiscriminadas. Es decir, que comenzaban a golpear a diestro y siniestro como si no hubiese un mañana y a detener al primero que pasaba por allí, dos características que identifican a una policía súper-híper-mega-chupi-democrática.

– A pesar de ser ilegal, ningún antidisturbio iba con su número de identificación a la vista y si se lo pedías, como hace con gran valentía este chico, te respondían con golpes y más golpes, demostrando ser involuciones de gorilas, con perdón para los gorilas.

– Una manada de estos agentes entró a la Estación de Atocha atemorizando a la gente junto a los andenes por los que transcurren trenes, golpeando a trabajadores que ni habían estado en la manifestación o rompiendo material periodístico de los testigos que estaban tomando imágenes del atropello, como demuestra este video.

4. Detenciones:

– Los 35 detenidos (podrían haber sido 56 o 27, aquello era un bingo y si te tocaba, al furgón) han denunciado que durante los dos días que han estado detenidos han sufrido insultos y maltrato. Incluso se les ha negado la asistencia médica.

– La incompetencia de los diferentes estamentos del Ministerio del Interior ha vuelto a ponerse de manifiesto cuando el juez Pedraz ha rechazado la competencia de la Audiencia Nacional para juzgarles, dejando sus casos en manos de la justicia ordinaria.

Y todo esto en dos días con el presidente del Gobierno fumando puros en Nueva York. Si con todas estas actuaciones, no son necesarias movilizaciones reclamando más democracia como la de mañana día 29 en numerosas ciudades, que baje Marx y lo vea.

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s