Escraches laborales

El lugar habitual donde se manifiesta la lucha de clases (aunque no el único) es el espacio de trabajo (si lo tienes). Aparte de que la relación salarial es en sí misma una relación de explotación, por la que una de las partes se apropia de una porción de la riqueza que el otro produce con su trabajo, la lucha de clases se refleja también en otro tipo de cosas.

En la página abusoslaborales.es, documentan estas otras manifestaciones a partir de las declaraciones de trabajadores y trabajadoras que ven sus derechos sistemáticamente pisoteados:

Represión antisindical, contratos ilegales, condiciones de trabajo insalubres, jornadas abusivas, impago de horas extraordinarias, despidos por embarazo, desprecio de la legislación laboral,…

¿A que nos suena? Muchas de las personas que leen este blog habrán sufrido este tipo de abusos o, al menos, conocen a alguien que los haya sufrido. Si ponemos Burgos en el buscador de la página, aparecen más de 5.000 noticias y documentos. La primera de ellas dice:

La Sentencia núm. 132/13, viene a reconocer como hechos probados que, cuando F. trabajó para Hispano Química, estuvo expuesto al amianto en niveles superiores a los permitidos por la normativa vigente del momento, sin que por la citada mercantil se hubiesen adoptado las medidas de prevención y protección de los trabajadores que hubiesen sido exigibles (evaluación de riesgos, ventilación adecuada, reconocimientos médicos específicos, información y formación, etc.).

F, a consecuencia de la exposición laboral al amianto en las citadas empresas, desarrolló en febrero de 2008 un cáncer de pulmón; siguiendo en la actualidad su lucha contra las secuelas y enfermedades derivadas de ese proceso. Además, en diciembre de 2011, el INSS le declaró afecto de Incapacidad Permanente Absoluta para toda profesión u oficio, derivado de enfermedad profesional.

Durante años, la empresa Hispano Química estuvo sometiendo a esta persona a sustancias químicas que, necesariamente, han acortado su vida. Durante años, esta empresa estuvo sometiendo a F. a un escrache continúo con consecuencias reales y concretas sobre su vida y la de su familia.

Antes de la estafa que llaman crisis este tipo de prácticas estaban muy silenciadas, siendo una práctica habitual de la lucha de clases de los ricos. En una época como la actual, en la que el miedo inducido desde las élites hace que cada vez traguemos más y que cada vez se sientan con más impunidad desde las empresas para cometer este tipo de abusos es fundamental la existencia de páginas como ésta. Documentar y crear un espacio en el que, al menos, queden reflejadas este tipo de cosas nos recuerda que la lucha de clases existe y que diariamente arruina la vida de muchísimas personas para enriquecer la de muy pocos. Y en esa lucha estamos todos y cada una de nosotras inmersos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s