Apuntes estivales

Bárcenas

La mierda del Caso Bárcenas le está llegando al cuello a Rajoy y amenaza con seguir subiendo. Por si todo esto no fuera suficiente, el ex-tesorero del PP amenaza con tirar de la manta y contar toda la verdad. Para llevar a cabo esta labor cuenta con la inestimable ayuda del carroñero Pedro J. Ramírez, que tiene la potestad para darle la puntilla a este Gobierno zombi.

En los primeros papeles que publicó El País aparecían 2 cobros de 650.000 pesetas en el año 1992 de Juan Carlos Aparicio. El ex-alcalde de Burgos y ex-ministro del PP negó que recibiese esas cantidades y la prensa local decidió pasar página. “Para mí hubiese querido esa pusilanimidad”, pensará el ex-concejal Villanueva en el destierro.

Está absolutamente cristalino que grandes empresarios y constructores sobornaban a los responsables políticos del PP mediante financiación ilegal para recibir favores. Pero no seamos tan igenuos de pensar que la corrupción la cometen cuatro manzanas podridas que hay que retirar del cesto. Corrupción y capitalismo son dos patas de un mismo cuerpo que necesitan una de la otra para avanzar en su ofensiva por empobrecernos. La corrupción es el sistema y el sistema es la corrupción.

Vamos a la playa, calienta el sol

Después de aprobar la última Reforma Laboral, el Gobierno establece el marco legal para seguir robando a los trabajadores. No se nos puede olvidar quiénes son los responsables de esta pérdida de derechos y de este latrocinio.

Mientras nos vendían las bondades de la última Reforma Laboral, que no ha dado más que resultados negativos, los empresarios burgaleses, con Miguel Ángel Benavente a la cabeza, siguen proponiendo soluciones como rebajas de sueldos de hasta el 30%. Ellos tienen muy claro que, para mantener sus privilegios, tienen que robar a sus trabajadores cada vez más. Para ganar la lucha de clases hacen política todos los días sirviéndose de la alfombra roja que les ofrecen los medios de comunicación. ¿Cuándo vamos a hacerlo nosotros?

No hay dinero

“Los recortes son algo obligado que tenemos que hacer porque no hay dinero. Sabemos que son medidas dolorosas. Ya nos gustaría a nosotros no tenerlos que hacer”. ¿Cuántas veces hemos oídos cacarear estas frases a los responsables políticos?

Siguen recortando por los eslabones más débiles de la cadena. En Burgos, la sanidad aparece en el 66% de las últimas denuncias por discriminación racial. Hablando claro, los inmigrantes irregulares y sin recursos están quedando fuera del sistema sanitario.

Mientras realizan recortes porque, según ellos, no hay dinero, el rescate a la banca ha costado, de momento, 850 euros a cada ciudadano.

Iglesia

¿Dónde está la vehemencia de los obispos para denunciar estos recortes racistas de la derecha?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s