Objetivo: parar la obra de la Plaza de Toros

Ayer se juntaron 300 personas en la Asamblea contra la Especulación con un objetivo muy claro: que Méndez Pozo no siga saqueándonos con una nueva obra a la medida de sus beneficios. Hoy, el Alcalde ha recibido a un grupo en representación de la Asamblea. Lacalle reconoce a la Asamblea como sujeto y decide escucharlo y la única razón es que tiene miedo. Por primera vez en mucho tiempo, un alcade de Burgos tiene miedo tanto del cacique como de la gente que lucha contra el cacique.

¿Y por qué tiene miedo? Tiene miedo porque en enero le ganamos. En enero, el cacique se tuvo que quedar sin su obra y sin nuestra riqueza por la respuesta organizada de la gente de Gamonal y de todo Burgos, esa gente a la que en el Ayuntamiento nunca escuchaban y que a base de perseverancia y unidad le reventó los tímpanos. Ganamos, y antes incluso de que tomasen la decisión ya sabíamos que habíamos ganado. En enero, en una de nuestras entradas durante la lucha contra el bulevar escribíamos

Hemos parado temporalmente las obras. Hay que decirlo en primera persona porque así es. El Alcalde no manda, mandamos el barrio y la gente que diariamente se ha juntado desde las seis de la mañana para parar las obras. Por lo tanto, nosotras y nosotros hemos parado las obras, no Lacalle.

Perseverancia y unidad fue lo que hizo falta en Gamonal y lo que hace falta esta vez. Podemos parar esta obra igual que paramos la del Bulevar. Esa debe ser la línea roja con el Ayuntamiento. Ante una obra que ya ha empezado contra la opinión de los vecinos, la obra debe pararse. Mientras no se pare: unidad y perseverancia. Seguiremos haciendo asambleas y movilizándonos contra la obra. Y recordemos, el Alcalde no manda, mandamos nosotros.

La estrategia del Ayuntamiento, ahora, es clara. Ganar tiempo, simular que nos escucha, que nos tiene en cuenta. Pero lo que allí tienen en cuenta son los intereses de Méndez Pozo, que cada vez que ve a 300 personas reunidas en la Asamblea contra la Especulación le recorre por el cuerpo un escalofrío. Sí, Antonio, empezaremos 300 personas reunidas en Asamblea y acabaremos muchas más mandando en Burgos. Y no para favorecer tus intereses. Por eso en las conversaciones con el Ayuntamiento no hay otra: “Lacalle, para la obra y empezamos a hablar”.

Pudimos en la Avenida Eladio Perlado. Pudimos en la Calle Victoria y podemos en la Plaza de Toros. Porque el poder hace mucho que ha dejado de tenerlo Méndez y su criado Lacalle. Porque Sí Se Puede.

PORTADA70

El Perdigón, como siempre, viéndolo claro.

  1. Pingback: Objetivo: parar la obra de la Plaza de Toros
  2. Pingback: Burgos NO quiere una plaza de toros | Mundobichos
  3. santaklaus

    Los corruptos insisten en robar de una u otra manera. Si no pueden hacerlo con un boulever pues con una plaza de toros. Y el PP de Madrid, como siempre, mirando hacia otro lado para que sus alcaldillos puedan robar lo que puedan. PP = Corrupción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s