Etiquetado: 15m

Los muckrakers y el 15M

En una tarde de primavera estudiantil Víctor Sampedro, uno de los pocos profesores por los que merece la pena estar cinco años matriculado en una facultad, nos explicó lo que eran los muckrakers. Nos dijo que el término procedía del inglés y que significaba literalmente “rebuscadores de basura”. Eran unos periodistas que se dedicaban a buscar entre la mierda del sistema, entendían que su labor consistía en sacar a flote todos los excrementos que ocultaba la sociedad.

Su origen está en Estados Unidos y a todos ellos les debemos reportajes que destaparon tramas corruptas de las grandes corporaciones o de Wall Street en los felices años veinte, nada nuevo bajo el sol. Tuvieron muchas dificultades para publicar sus trabajos, fueron acusados de cometer el grave delito de ser comunistas y les persiguieron por tierra, mar y aire.

Este grupo de adelantados a su tiempo nos legaron el germen de lo que sería el periodismo de investigación a través de sus certeros reportajes que señalaban con puntería de francotirador la basura del sistema, la mierda, lo asqueroso, lo que apestaba.

Los medios de comunicación actuales en España están a años luz de entender el periodismo como lo hacían los muckrakers. De hecho, ellos mismos son parte del problema, de la porquería, de esa bazofia que no nos deja respirar y a la que hay que señalar para que deje de dispararnos con sus pestilentes mensajes.

Esa prensa vomitiva que ridiculiza al 15M porque, según sus propias mentiras, “no ha servido para nada”, no sabe que, entre otras muchas cosas, el 15M está haciendo parte de la labor que deberían hacer ellos mismos. Los indignados están mostrando las situaciones injustas que se dan en nuestra sociedad actual derivadas del sistema político y económico que nos gobierna, el neoliberalismo.

Dejando a un lado las importantes acciones desarrolladas, el 15M ha señalado con sus dardos certeros la mugre social que nos rodea, han sacado a la superficie situaciones que atufaban ocultas en el fondo del mar. Los abusos de los desahucios, un sistema fiscal injusto, el desmantelamiento de los servicios públicos esenciales, la exigencia de una democracia real frente a la actual secuestrada por los intereses económicos o los desmanes financieros son, entre otras muchas, las basuras que apestan y que ahora están en la superficie del debate público.

Esa labor intachable y de brillantísima importancia seguro que hace a los muckrakers observarnos desde alguna barra celestial, orgullosos de su legado mientras incendian cajetillas de tabaco, chistes de humor negro y copas de alcohol de altísima graduación.

Anuncios

#Yovoy12M

Dice Xavier Vidal-Folch hoy en El País que el total del dinero público que se va a dar o prestar a Bankia es de 82.965 millones de euros. Repito ochenta y dos mil novecientos sesenta y cinco millones de euros. Una vez más: 82.965.000.000 de euros. Esto, nos comenta el articulista, es más que el déficit de la Administración central más el de las CCAA.

Además, según nos explica, el origen de que Bankia sea una basura de banco está en las conspiraciones de dos administraciones públicas, la de la Comunidad de Madrid y la de la Comunidad Valenciana. Las Cajas de Ahorros eran utilizadas por la élite política para financiar las aventura del ladrillo a través de la que se enriquecían ellos mismos y sus amigotes. Tanto Madrid como Valencia son ejemplos de aquellos años maravillosos en que éramos tan ricos y tan modernos y tan guays. Y claro, de aquellos polvos vienen estos lodos. El caso es que, de todo el artículo, lo mejor está en el último párrafo:

Responsabilidades. Encargar al Banco de España, y en su caso a la jurisdicción, el deslinde de responsabilidades administrativas y de todo tipo de quienes crearon el problema. No de quienes lo afrontaron sin éxito

Ya que ni el Banco de España ni la jurisdicción están dispuestos a hacer esto, una serie de ciudadanos está dispuesto a acumular todas la pruebas posibles de la gran estafa de la crisis. Hace unos meses surgió el Tribunal Ciudadano de Justicia, un colectivo de gente que a través de la investigación quiere documentar la estafa y, en la medida de lo posible, denunciarla ante los tribunales.

El proyecto surgió dentro de toda la amplitud de los movimientos 15M. Concretamente, de gente vinculada a la Asamblea de Economía Sol, en la Acampada de Sol. El caso es que a lo largo de todo el país se han multiplicado las iniciativas como estas. En Burgos, por ejemplo, ha surgido un grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, una de las organizaciones que desde su autonomía mejor se ha integrado en el 15M.

Se cumple un año del inicio del movimiento y éste sigue andando. Y sigue andando solo. Porque el 15M no es más que la reconstrucción colectiva de la “conciencia de clase” que el neoliberalismo había destruido. Una conciencia de clase que ya no se construye en los mismos términos ni a partir de las mismas coordenadas que el marxismo del siglo XIX. En la sociedad contemporánea hay muchos más conflictos reconocibles y, sobretodo, sentidos. Por eso es necesario articular y desarrollar ideas como el 99% o “los de abajo frente a los de arriba”. Y también desarrollar las alternativas para ese 99%. Y vivirlas. Y en eso estamos. Reconstruyéndonos y buscando las maneras de vivir otras vidas.

Y con motivo del primer año volvemos a las plazas. En todo el mundo, hay actos convocados en más de 1.000 ciudades. Poco a poco, recuperando los espacios que el 1% nos ha robado.

Aquí tienes todas las convocatorias. Y aquí tienes el kit de Madrilonia para vivir el #12M15M.

Si queremos que las cosas cambien, lo primero que tenemos que hacer es estar juntas en las plazas hablando, conociéndonos e intentando comprendernos. Y para eso tenemos estos días.

Ibercaja está robando a Jaime

Jaime pidió una hipoteca de más de 150.000 euros hace seis años. Sí, aquellos maravillosos años. Aquellos años en los que todos querían tener una estación del AVE y un aeropuerto en la puerta de su casa (España tiene más aeropuertos que Alemania con casi la mitad de población). Mientras pagaba la hipoteca, reformaba esa vivienda que compartía con su mujer, su suegro y sus dos hijos.

Con la llegada de la crisis los ingresos familiares fueron escaseando, por lo que algún pago de la hipoteca se retrasó. Incluso en esta difícil situación, la familia de Jaime fue juntando dinero y poniendo al día los pequeños retrasos. Finalmente, Ibercaja, siempre mirando por el bien de sus clientes y el desarrollo de su obra social, subastará el piso de Jaime el 9 de febrero.

De esta forma, la familia de Jaime perderá el techo bajo el que viven, junto con todo el dinero que han pagado a los ladrones de Ibercaja. Como al parecer todo esto no es suficiente, seguirán teniendo pendiente una deuda con los chorizos de Ibercaja hasta que paguen todos y cada uno de los sucios 150.000 euros que les prestaron con intereses abusivos.

Para frenar este atropello la Asamblea de Gamonal (a la que debemos toda esta información, gracias) ha convocado hoy una concentración a las 18:00 frente a la sucursal de los mangantes de Ibercaja en Burgos, calle Vitoria número 192. La intención es que se repita durante los próximos jueves. El 9 de febrero, día de la subasta, hay convocada una nueva concentración a las 9:00 frente a los nuevos juzgados de Reyes Católicos.

Nos conceden hipotecas con unas condiciones desproporcionadas. Nos dejan sin trabajo. Nos dejan sin ingresos. Nos roban la vivienda. Nos marcan de por vida con una deuda inasumible. Los dos partidos mayoritarios responsables de confeccionar unas leyes tramposas nos atrapan en una telaraña legal que beneficia al poderoso, los bancos. En conclusión, nos mean.

Me decía un amigo que es responsabilidad del que firma la hipoteca porque no puede pagarla. ¿Y no es responsabilidad del banco conceder un préstamo a alguien con riesgo de no poder asumirlo? Si tuviésemos gobernantes dignos legislando en beneficio de los ciudadanos, existirían leyes que nos protegerían de los abusos bancarios. Pero se están dedicando a defender a los lobos de la ovejas.

Mi camarero de confianza me dijo que el 15M no ha servido para nada. Vamos a hacerle que cambie de idea porque sino tendré que cambiar yo de bar y ese me gusta.

Los políticos (II)

Políticos en la empresa privada,

los tiburones meriendan Estado

y cenan educación empanada

mientras Obama mira hacia otro lado.

Eguiguren se abrasa por la paz,

el PP en Euskadi no es tan caverna.

Para que ETA se ahogue en la galerna

se necesita a Otegui en libertad.

Después de ver lo que ha pasado en Libia,

ni en Trípoli el demonio gobernaba

ni en Bengasi el islam es un champú.

Rubalcaba al indignado no alivia.

Como Saramago nos enseñaba:

“La potencia política eres TÚ”.

Reflejo en la Sombra: 15 de octubre

Sabéis de sobra las miles de razones que hay para salir hoy a la calle, para desbordar las avenidas, para llenar las ciudades de indignación. En cualquier portal o en casi cualquier blog al que entréis os explican las suyas. Nosotros, haciendo gala de nuestra originalidad, os hemos expuesto las nuestras, pero como estoy seguro de que vosotros tendréis vuestras propias razones, no voy a daros más la brasa.

Os espero a las 18:00 en la Plaza Mayor de Burgos o a las 16:00 en las rutas que salen de los barrios de Madrid hacia Cibeles o en Bruselas o en México D.F. o en Australia,… En todas esas 1.000 convocatorias de más de 80 países estaremos todos juntos gritando con una misma voz.

Voy a compartir algunos videos de artistas o intelectuales que apoyan este movimiento y que estarán hoy con todos nosotros a pie de baldosa para decirles a todos esos encorbatados que estamos sedientos de la libertad y de la justicia que nos están robando. El 15 de octubre tiene que ser un día de fiesta y reivindicación, así que ¡vamos a celebrarlo!

Javier Ruibal siempre se rodea de rimas saltarinas y bronceadas de alegría gaditana.

 

Nacho Vegas les bajará de la niebla a los indignados asturianos un dry Martini.

 

El miembro de Rage Against The Machine y Audioslave, Tom Morello, sigue compartiendo compromiso musical con su proyecto The Nightwatchman En “Black Spartacus Heart Machine” nos dice quiénes somos los que realmente hacemos la historia que somos todos nosotros y hoy es una fecha importante para hacerlo.

 

Galeano y yo también iremos a todas las manifestaciones del mundo para reclamar los derechos de Los Nadies, a los que el capitalismo deja en la cuneta.

Sal a la calle. Crea otro mundo (II)

(El ancho de la escena lo abarca una barra de bar. Varias mesas y sillas se reparten desordenadas por delante de la barra. Dos clientes vestidos con ropa normal (A y B) leen la prensa mientras toman algo separados a unos metros. La decoración obsoleta del bar acompaña al ambiente decadente que reina en la escena. Tras la barra, la cara y la presencia del camarero contribuyen al decorado obsoleto y decadente)

– A: ¿Sal a la calle? ¿Crea otro mundo? (Risa irónica) No me jodas…

(B le mira un instante de reojo y vuelve la vista hacia el periódico)

– A: ¿Calle? Un pico y una pala les hace falta a esta cuadrilla.

(B da un trago a su copa de vino para seguir leyendo la prensa)

– A: ¿Qué pasa? ¿No dices nada? Pensarás como ellos, ¿no?

– B: ¿Qué?

– A: Que conociéndote supongo que pensarás como los vagos estos que salen mañana de manifestación.

– B: No. A mí estos también me parecen unos jetas.

– A: ¿Sí? (Sorprendido)

– B: Por supuesto. Esta gente no sabe lo que dice. Son una panda de indocumentados.

– A: Y unos borrachos y unos guarros.

– B: Claro. ¿Cómo voy a pensar yo como esos guarros? ¿Cómo voy a querer unas instituciones económicas democráticas? ¿Cómo voy a querer elegir a los que tomen las verderas decisiones? ¿Cómo voy a querer un sistema económico justo? ¿Cómo voy a luchar por unos servicios públicos universales? ¿Cómo voy a defender una escuela pública que nos eduque en la igualdad? ¿Cómo voy a protestar en contra de que haya miles de personas muriendo de hambre y otros millones empobreciéndose a marchas forzadas? ¿Cómo voy a hacer todo eso? ¡No! Yo no hago nada de eso. Yo soy como tú, un trabajador que no se manifiesta nunca para defender sus derechos. Eso sí, el 20 de noviembre iré a votar a los de siempre para que arreglen los problemas de siempre con sus recetas de siempre. No te jode…

(Vuelve el silencio al bar. “A” se queda paralizado por el discurso que acaba de recibir. “B” regresa a la lectura del diario, paga su consumición y abandona el establecimiento.

“A” puede ser soldador, frutero, funcionario, profesor, enfermero, barrendero, obrero de la construcción o periodista, mientras que “B” puede ser soldador, frutero, funcionario, profesor, enfermero, barrendero, obrero de la construcción o periodista)

Sal a la calle. Crea otro mundo

Desde que comenzara la crisis, los rescates bancarios han comprometido 5,3 billones de dólares de los estados europeos, esto es, más de 4 veces el gasto público en educación y sanidad de todos los países de la Unión; cada año se defraudan 165.000 millones de euros en nuestro país según el sindicato de Inspectores de Hacienda; la inversión sanitaria es de alrededor de 65.000 millones de euros al año, bastante menos de lo que supone el fraude fiscal; desde 2008, en España 350.000 hogares han sido desalojados, mientras que en España hay 3,5 millones de viviendas vacías según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca; poco más de 150.000 superasalariados cobran lo mismo que los tres millones de trabajadores que menos ganan en España; el 40 % de los asalariados españoles cobra 850 euros o menos al mes, y el 55 % no llega a los 1.100 euros.

Estas y muchas más son las razones para manifestarnos el sábado. El sábado se convoca la primera movilización global, en la que están convocados actos en el 40% de los países del mundo. La mecha está encendida y no podemos permitir que se apague. Porque tenemos que frenar antes de llegar al abismo hacia el que nos dirigen los que controlan el mundo. En el norte de África, en Estados Unidos, en todos los rincones del mundo, la historia la tenemos que hacer nosotros porque la historia es nuestra. Tenemos que crear otro mundo.

Un mundo en el que la política no sea un chollo para enriquecerse, sino un servicio a los ciudadanos. Un mundo en el que si una persona se hace rico empobreciendo al resto del mundo vaya a la cárcel, igual que si tú y yo nos ponemos a vender carne en mal estado. Un mundo en el que la reproducción de la vida (es decir la salud, la alimentación, la educación, la cultura y el espacio en el que vivimos) esté fuera de las manos de los poderosos, de esos 737 grupos empresariales que controlan el 80% de las participaciones de más que 40.000 multinacionales que controlan el mundo. Un mundo en el que las decisiones se tomen de abajo a arriba, en el que tú puedas participar del mayor número posible de decisiones que afecten a tu vida. En el que los que manden obedezcan. En el que la autoridad o la legimitidad se consigan con respeto, sin imponérsela a nadie. Un mundo en el que todos y todas se puedan sentir incluídos porque en él caben muchos otros mundos. Un mundo en el que todo sea para todos y todas. Ese otro mundo que no sólo es posible sino necesario.

Por todo eso y para todo eso hay que manifestarse el sábado. Para que los poderosos dejen de reírse de nosotros en nuestra cara. Por todo esto hay que participar, organizarnos, luchar. Porque sólo se consigue lo imposible si no sabemos que lo es.

Reflexiones sobre el 15M (II)

Voy a dar mi punto de vista sobre algunas cuestiones que ha analizado Jose en su anterior entrada.

  1. No creo que cualquier movimiento social que aspire a transformar la sociedad deba adquirir una forma similar a la del 15M. La horizontalidad, constituirse en red, la transparencia y la falta de liderazgos personales no son más que una forma de organización tan válida como otra cualquiera. De hecho, esta forma de organizarnos tiene sus pros y sus contras evidentemente y, en numerosas ocasiones, no ha servido más que para poner palos en las ruedas del movimiento.
  2. Considero que el 15M sí que tiene una agenda propia. Ha introducido en la agenda de partidos políticos y medios de comunicación asuntos como los desahucios o la reforma de la ley electoral. A pesar de que estos temas se habían tratado antes y que diferentes colectivos venían reclamando medidas similares, ha sido ahora cuando han cobrado verdadera relevancia. Las medidas que está proponiendo Rubalcaba para la nueva legislatura están trufadas de guiños al 15M. En cualquier caso, es necesario dar respuestas a los ataques de agentes como el Estado o la Iglesia. En Burgos esta semana se está dando una respuesta antinuclear a unas jornadas nucleares financiadas con la intención de disfrazar la envenenada verdad de saludable mentira.
  3. El 15M ha introducido el factor de la radicalidad, como señaló el profesor Vicenç Navarro. La radicalidad en sentido etimológico de ir a raíz del problema, a las verdaderas causas, a los primeros culpables, al sistema económico capitalista.
  4. Las formas de represión irán variando, por supuesto. Multarán sirviéndose de vergonzosas ordenanzas cívicas impuestas desde Bruselas. Pero el origen de la represión policial está en el Ministerio del Interior y, sin querer decir que el actual inquilino sea bueno, como el 20N cambie de dueño, también veremos cambios notables en la violencia que utilizará el Estado contra el 15M y otros colectivos similares. En este aspecto el movimiento ha conseguido, a través de grabaciones anónimas, poner de manifiesto la brutalidad con la que se emplearon los perros del ministro del Interior Antonio Camacho contra la gente que manifestaba su rechazo por la visita de Joseph Ratzinger a Madrid. Supongo que no querrán volver a ver a un gorila de cien kilos vestido de azul dando porrazos y puñetazos a una chica que pesa la mitad que él por cometer el grave delito de andar por la calle. Lo que tendríamos que escuchar si esas imágenes llegasen desde Cuba o Venezuela, pero no, llegan desde la autocomplaciente Europa.
  5. Desde mi punto de vista, también se han cometido errores. La asamblea de Burgos no trata con los medios de comunicación, lo que produce que menos gente se entere de las movilizaciones que se organizan. De hecho, las convocatorias que han tenido más éxito han sido las que han entrado en los hogares desde la asamblea de Madrid a través de los medios de comunicación convencionales. Creo que no somos sospechosos ser condescendientes con los medios, especialmente los locales, pero un trato diferente con ellos jugaría a nuestro favor.

Reflexiones sobre el 15M

Tras más de cuatro meses desde que empezó la Revolución, se pueden hacer varias reflexiones:

  1. Cualquier movimiento social que aspire a transformar la sociedad debe adquirir una forma similar a la del 15M. Debe constituirse en red, con mecanismos de participación inclusivos y horizontales y debe actuar con la mayor transparencia posible. Además, debe rotar continuamente en las caras visibles y huir de la personalización de los liderazgos.
  2. A pesar de haberse convertido en un actor político, el 15M, en general, no está consiguiendo tener una agenda propia, sino que responde a los acontecimientos políticos que van creando otros actores, desde el Estado hasta la Iglesia. Aunque es evidente que es necesario resistir, una política meramente reactiva puede ser un peligro ya que produce muchísimo desgaste ir “derrota tras derrota”.
  3. Probablemente, el mayor acierto del 15M, entendido en un sentido amplio, haya sido visibilizar una lucha que, aún siendo previa, ha adquirido mayor dimensión. Se trata del problema de los desahucios. Es una acierto porque implica poner el foco en el conflicto clave del capitalismo contemporáneo autóctono: la financiarización de la economía y de nuestras vidas endeudadas.
  4. Las formas de represión del movimiento están variando. Si en un principio existió cierta tolerancia, se ha pasado por una fase de represión típica (violencia policial) que no ha dado sus frutos, fundamentalmente porque el 15M ha asumido la no violencia como un elemento esencial de actuación política  y porque en los momentos clave hemos podido hacer visible la violencia policial hasta deslegitimarla. Estamos entrando en un cambio de estrategia en el que las formas de represión tenderán a ser más sutiles, a través de multas y de la movilización del aparato judicial o de ordenanzas cívicas.
  5. Es muy complicado definir el 15M. Es desde un acontecimiento político construido mediáticamente hasta un movimiento social. Está claro que no podremos comprenderlo hasta dentro de unos años. Lo que creo que se puede afirmar es que, de alguna manera, ha supuesto un punto de inflexión en la reorganización de la lucha contra la hegemonía cultural de las clases dominantes. Aunque sigan por una temporada empobreciendo nuestras vidas, el 15M ha sido el símbolo de que las clases populares están inquietas. Esperemos que este sea el comienzo de su pesadilla.

15m, 19j,… (II)

Recuerda el post que escribimos antes de la manifestación de juventud sin futuro. En el anunciábamos tres movilizaciones que entendíamos eran necesarias en aquel momento.

En aquel momento la marcha del domingo ya estaba en la mente de muchas personas (puede, no estoy seguro que convocada). Pero ninguna de esas personas esperaba conseguir con esas marcha lo que se consiguió el domingo, llenar las calles. Iba a ser una manifestación más, con los de siempre, los que más tiempo llevan indignados, saliendo a la calle para constatar una nueva derrota.

Pero no ha sido una derrota, algo ha ocurrido, y esta es un a nueva victoria en la que se constata que, como bien dices, nos tienen miedo. Y razones no les faltan.