Etiquetado: Caja de Burgos

El CSR Gamonal revela relación de Caja Burgos con la Púnica y uso de tarjetas VIP #BurgosPunicaytarJETA

Los directivos de Caja Burgos, esa entidad que pretende desalojarnos, están inmersos en numerosos escándalos. Ya lo revelamos en el anterior dossier: especulación y acoso inmobiliario, venta de armamento, festín de salarios y dietas, créditos multimillonarios que no devolvían… Ahora sacamos a la luz pública dos pruebas que implican a cuatro directivos en la utilización de tarjetas de crédito a cuenta de la entidad, y de la colaboración de la caja con una empresa de la trama Púnica.

Las tarjetas “VIP”

Cuatro directivos, con grandes responsabilidades en la ruina de Caja Burgos, hicieron uso de tarjetas exclusivas, cuyos gastos presumiblemente fueron sufragados por la entidad. La prueba: un documento que Caixabank presentó ante la Audiencia Nacional, a requerimiento de un juzgado de instrucción.

TarjetasCajaBurgos

Documento en el que figuran los cuatro directivos que disponían de tarjeta.

Los cuatro personajes que utilizaron estas tarjetas son conocidos entre la élite burgalesa. Se trata de:

José María Arribas Moral. Dispuso de la tarjeta entre el 21-5-2007 y el 21-6-2011.
arribasComo se recordará, fue presidente de Caja Burgos de 2003 a 2011, en su segunda etapa (lo había sido antes, en los años 80, a propuesta del Partido Popular). Recordamos los 34 millones de euros en créditos de Caja Burgos para, en teoría, sufragar la deuda de INDASA, que finalmente quebró en 2014 tras acumular un déficit de 24 millones de euros, dejando a casi un centenar de trabajadores en la calle y pendientes del FOGASA para cobrar sus indemnizaciones. Más tarde Caja Navarra le concedió otro por valor de 1,8 millones, tras haberse integrado en Banca Cívica. Continúa siendo presidente de Eficanza, la concesionaria del hospital de Burgos, a pesar de sus anteriores escándalos y las numerosas quejas y reclamaciones acerca del mal funcionamiento del HUBU.
José María Achirica Martín. Dispuso de la tarjeta entre el 15-5-2003 y el 17-9-2007.
achirica
Este vetusto hombre de negocios ha ocupado múltiples cargos en consejos de administración y dirección de muchísimas grandes empresas, desde Campofrío a El Árbol o Pepsico, INDUPISA, Fundación Iberdrola, Federación de Empresarios del Comercio de Burgos… Fue director general de Caja Burgos de 2002 a 2007, y permaneció más adelante en el consejo de administración de Banca Cívica, con sus consiguientes salarios y dietas.

Leoncio García Núñez. Dispuso de la tarjeta entre el 15-5-2003 y el 30-6-2011.
García NúñezActual Presidente del Tribunal Económico Administrativo Municipal, a propuesta del Partido Popular. Desde 1990 ocupa diferentes puestos en Caja Burgos, llegando a ser director adjunto desde 2002. Más tarde sustituyó a Achirica como director general de Caja de Burgos, pilotando la desastrosa creación de Banca Cívica. Prejubilado en junio de 2011, recibió como indemnización 1,3 millones de euros, más diversos complementos económicos.

José María Leal Villalba. Dispuso de la tarjeta entre el 8-8-2011 y el 24-4-2013
jose maria leal
Actual presidente de Caja Burgos, desde Junio de 2011. Estuvo presente en el Consejo de Administración representando a la UBU, desde 2006. Personaje muy relacionado con Ángel Ibáñez desde su época de rector (1997-2008), lo que facilitó a ambos su mutuo y frecuente intercambio de cargos entre la UBU y Caja Burgos.

No es posible conocer cuánto dinero pudieron gastar, ni en qué conceptos, ya que este tipo de entidades sólo revela esta documentación a partir de requerimientos judiciales.

La trama Púnica
El siguiente documento prueba una conexión relevante entre Caja Burgos y el entramado de corrupción de Granados y Marjaliza. Está extraído de la filtración del sumario que publicó la web Filtrala.org.
Imagen con todo punica caja burgos

La empresa WaiterMusic S.L. es una de las investigadas en el marco del sumario de la Operación Púnica. Se dedicaba a organizar eventos para instituciones de diverso tipo, y se sospecha que inflaba sus facturas hasta en un 50%. Su administrador fue detenido bajo los cargos de organización criminal, tráfico de influencias, cohecho y fraude e ingresó en la prisión de Soto del Real, según publican varios medios. Pues bien, como puede observarse, Caja Burgos pagó a esta empresa 36.775 € en el año 2013. ¿Esto también fue obra social? ¿Quién autorizó la contratación de WaiterMusic? ¿Recibió algún tipo de “compensación”? De nuevo, sin un proceso judicial es imposible saberlo.

Cada vez conocemos más escándalos en los que está implicada Caja Burgos y varios de sus directivos. Su fundación insiste en desalojar el CSR. Pues bien, por nuestra parte insistimos en que nos mantendremos firmes, y que es de justicia continuar abriendo al barrio un espacio que esta entidad corrupta quiere cerrar a cal y canto. Sus turbios manejos y el abandono del edificio les restan toda legitimidad para reclamarlo.
Por ello animamos a todos los burgaleses y burgalesas a participar en la manifestación de este sábado contra el desalojo, a las 20:30 horas en la Iglesia Real y Antigua de Gamonal.

¡Caja Burgos amenaza, CSR en lucha!

La venta de armamento y Caja de Burgos (3 de 5)

En esta ocasión la inversión deleznable y su posterior recogida de beneficios no afectan directamente al vecindario de la ciudad, aunque también está guiada por la codicia y por la criminal irresponsabilidad de sus consecuencias.
En realidad se trata de una vieja historia que arranca años atrás cuando es denunciada la inversión estable y creciente de Caja Burgos en la industria armamentística, y que tenía a Israel como principal cliente: que tendrá este país que tanto gusta a nuestros conservadores y liberales “de plantilla” y que tanto se preocupa por los topónimos de nuestros pueblos.
Parece ser que la caja de todos los burgaleses y burgalesas se implicaba activamente en el negocio de armas con empresas que siguen viviendo de la ocupación de Palestina y la exportación de tecnologías militares y represivas. Así, a través de su participación en una sociedad inversora (Oesía Networks) financió el desarrollo de armamento por parte de la empresa Tecnobit, cuyo principal cliente es la empresa israelí de seguridad militar Rafael AdvancedDefenseSystems. Cuando Caja Burgos se fusionó en Banca Cívica, esta participación aumentó, ya que Caja Navarra también poseía acciones en Oesía Networks.
Cuando Banca Cívica es absorbida por Caixabank, estas inversiones se unen a una cartera de negocios que abarca la financiación de 14 empresas cuyo fin principal es el negocio de la guerra. Algunas de ellas, que también tienen relación militar con Israel, son:
– Duro Felguera. Tras la definición genérica de “bienes de equipo”, proporciona suministros a la OTAN. Entregó grúas por valor de 20 millones de dólares a la autoridad portuaria de Israel en 2004 y 2005.

– Indra. Tiene fuertes negocios en Israel y está participada por la práctica totalidad de bancos españoles. Mantiene relaciones comerciales estables con Rafael AdvancedDefenseSystems, Israel WeaponsIndustry, EltaSystems-Israel AerospaceSystems y la norteamericana Lockheed Martin, que también vende armamento a Israel. Por otro lado, participa en los principales programas de armamento del ejército español: Eurofighter, Helicópteros de combate Tigre, blindados Leopard, y un muy largo etc.
tabla setemIndra forma parte de la alianza MRCM, líder en guerra electrónica y socio principal de Rafael AdvancedDefenseSystems, de Israel, que fabrica por su cuenta y con MRCM misiles y sistemas de guiado de diversos tipos, sistemas de alta tecnología para los tanques Merkava, etc. De hecho, la asociación entre Indra y Rafael permite que, lejos de competir, se coordinen para obtener licitaciones. Indra también colabora con Israel WeaponsIndustry (anteriormente Israel Military Industries), que se dedica a la fabricación de fusiles para francotiradores (que necesita tecnología de visión muy precisa), rifles de asalto y ametralladoras (que incorporan láser).
Indra es miembro de TIPS, el grupo Transatlantic Industrial ProposedSolution, que lidera el desarrollo del Sistema de Vigilancia Terrestre de la OTAN. El peso del consorcio lo lleva el gigante armamentístico estadounidense NorthropGrumman, socio principal desde hace más de diez años de Rafael AdvancedDefenseSystems en varios sectores, entre ellos, electro-óptica para misiles, reconocimiento, espionaje, detección térmica y un largo etcétera.
Indra desarrolla un radar con EltaSystems, empresa israelí especializada en comunicaciones por satélite y radio-comunicación, esenciales para la guerra electrónica, espionaje, vigilancia, detección de objetivos, etc. Indra está asociada con Lockheed Martin, otro gigante estadounidense de la industria militar, con el que comparte material, tecnología e información. Uno de sus proyectos estrella es el sistema de combate AEGIS, que se basa en la última tecnología de radares, sonares, sistemas de navegación, misiles guiados y programas informáticos. Lockheed Martin informa en su página web de que construye el avión de combate F-16 “especialmente diseñado para Israel”. El F-16 es mundialmente conocido por disparar misiles de 500 kilos sobre automóviles y edificios civiles en Gaza. El F-16 funciona con la más avanzada tecnología de radar, sistemas de navegación y de lanzamiento de misiles, o sea, el radar APG-68(V)9, que fabrica el grupo TIPS de Indra.
Esta empresa, acostumbrada a formar parte del entramado de las “puertas giratorias”, fichó en la pasada legislatura al exalcalde Juan Carlos Aparicio, otro representante de la oligarquía burgalesa.
Por último, sirva de recordatorio el contrato que obtuvo esta empresa para suministrar apoyo tecnológico en las elecciones municipales y autonómicas, resultando un fiasco en nuestra ciudad del que las autoridades no han pedido responsabilidades; muchas personas que habían votado por correo en los anteriores comicios no pudieron hacerlo en esta ocasión por “errores” en el censo, y tardaron 24 horas más en publicar el resultado definitivo.

– Amper. Esta empresa desarrolla equipos electrónicos y sistemas de comunicación para Defensa. En concreto, su especialidad son las radiocomunicaciones militares, además de sistemas de protección de infraestructuras y control de fronteras Mantiene también relación comercial con Israel WeaponsIndustry e Israel Military Industries. Caja Burgos ya tenía participación accionarial, que con Banca Cívica llegó a los cuatro millones de euros.

– Instalaza. Posiblemente proporcionó las bombas de racimo MAT-120 a Israel en la operación “Plomo fundido” de 2009 (bombardeo masivo e incursión terrestre en la franja de Gaza que ocasiónó unos 1400 muertos, en su gran mayoría civiles). El actual ministro de Defensa Pedro Morenés fue miembro del Consejo de Administración de esta empresa desde 2005 hasta su nombramiento.

Como vemos, la especulación urbanística no es suficiente para los directivos de Caja Burgos y Caixabank; no les importa que sus beneficios estén manchados con sangre.

DONDE LAS DAN, LAS TOMAN
CSR –GAMONAL

El acoso inmobiliario de Caja de Burgos en Manuel de la Cuesta (2 de 5)

Otro escándalo protagonizado por esta entidad, más grave por las consecuencias que originó a decenas de personas, fue el acoso inmobiliario al que sometió a los inquilinos/as de las viviendas “sociales” de la Calle Manuel de la Cuesta, ya que quienes las habitaban disfrutaban de un alquiler bajo, de renta antigua, que la Caja no podía incrementar unilateralmente.
Eran los años, ya los últimos aunque casi nadie quería saberlo, de la fiesta inmobiliaria y de la orgía crediticia. Por ello, como dicen los cínicos de la guerra, todo parecía valer en la lógica de la acumulación de rentas tras su extracción al siguiente en el eslabón. En este caso la estrategia previsible de los directivos de la entidad no podía ser otra que el derribo de los hogares y la reinstalación forzosa de los damnificados, muchos de ellos de avanzada edad, en otras viviendas con alquileres notoriamente mayores.
A sabiendas de la oposición que se iban a encontrar, comienzan a desarrollar una serie de actuaciones encaminadas al deterioro progresivo e intencionado de los edificios desde el año 2007, con el fin de que sean declarados en ruina y que los inquilinos/as no tengan más remedio que abandonarlos. Un claro ejemplo de gentrificación de la que se habla en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona pero que parece pasar desapercibida cuando ocurre y ha ocurrido en nuestra propia ciudad y que también se ha reproducido en ciertas áreas de nuestro centro histórico muy apetecibles por la entrada de ayudas económicas e inversión pública. Podemos recordar el derribo de un bloque de viviendas en la Plaza Vega, que perjudicó irremisiblemente a una familia propietaria, a los dueños de una pensión y a personas que vivían en régimen de alquiler; actualmente es un solar vacío.
Los habitantes de esta barriada denunciaron que Caja de Burgos no realizaba las reparaciones que demandaban, sino que se encargaba de producir más daños deliberadamente. Tapiaba además las viviendas que paulatinamente iban quedando vacías con el fin de impedir que otras personas pudieran vivir en ellas, después de producir más destrozos en su interior. Finalmente, pese a las protestas, movilizaciones y solidaridad de numerosas personas, el Ayuntamiento permitió a Caja Burgos derribar esta barriada en 2010, dejando a muchas familias y gentes mayores sin vivienda social; algunas no tuvieron más remedio que aceptar ser realojadas en otras viviendas más caras; otras se negaron y abandonaron definitivamente toda relación con la caja…
Hoy día el solar es una herida más en el devastado cuerpo de la ciudad, una tierra en la que habitaba vida y ahora no es más que un yermo a la espera de nuevos vientos que conviertan las piedras y las hierbas en negocio.
Otro escándalo, relacionado con el anterior, es la compra del antiguo mercado de abastos de la Plaza San Bruno. Con la especulación urbanística como directriz, la Caja de Burgos paga a la empresa Arranz Acinas una cantidad de dinero que jamás podrá recuperar. De nuevo un mal negocio, pues no consiguen, si quiera, su reventa. ¿Cómo se deshace de este problema? Pues, como ya parece una práctica habitual, con la complicidad del Ayuntamiento. Éste permite a la Caja edificar más alturas en las futuras viviendas de Manuel de la Cuesta, por lo que si finalmente termina la construcción (hoy paralizada) y consigue vender o alquilar más viviendas en esa barriada podrá al menos hacer caja y recuperar su frustrada inversión en el mercado.
También es necesario explicar que, tras el derribo de la plaza San Bruno, una nueva herida se abre en una ciudad que supura caciquismo e impunidad en la misma proporción, y ésta queda cinco años abandonada, convertida en una explanada de gravilla. Sólo ahora, en época electoral, el Ayuntamiento ha decidido rehabilitarla; eso sí, sin someter su actuación al diálogo franco y la participación efectiva del vecindario. ¡Faltaría más!

DONDE LAS DAN, LAS TOMAN
CSR –GAMONAL

Estimado presidente de Caja de Burgos

Estimado presidente de Caja de Burgos:

Le envío esta misiva para que tenga conocimiento de varios asuntos que me preocupan en torno a su institución. Me ha llegado la información de que Caja de Burgos va a quitar las sucursales número 35 y 37 de la capital burgalesa, situadas en Parralillos y en la esquina entre la calle de Villadiego y la calle de Coimbra. La sacrosanta rentabilidad empresarial que mueve montañas y aniquila puestos de trabajo sigue realizando su cívica labor. Lo que no entiendo es por qué ustedes mismos dicen que son una “institución de naturaleza fundacional privada y de carácter social”. Podrían dejarse de medias verdades y quitar lo del carácter social, al menos para que no se les cayese la cara de vergüenza o para que yo dejase de descojonarme cada vez que lo leo. ¿O es carácter social dejar toda la zona universitaria sin ninguna oficina? Su labor social se limita a dar caritativamente el chocolate del loro. Lo hacen por caridad católica porque ya sé que la solidaridad no saben lo que significa. También he visto que tienen un código ético, nunca pensé que podría reirme tanto en una mañana de misas y de desfiles militares.

La labor social no se construye con migajas. La labor social debería realizarse no haciendo acoso inmobiliario en las viviendas de las calles Manuel de la Cuesta y Soria. Pero claro, pudiendo pegar otro pelotazo tal y como está la construcción, a ver quién es el guapo que se resiste.

Para no extenderme sólo le voy a hacer llegar una última petición. No “avisen” tanto a los medios de comunicación locales para que no publiquen ciertas informaciones, que bastante tienen ellos ya con lo suyo. En los medios tienen tan interiorizados una serie de mecanismos que ustedes podrían ahorrarse algunas llamadas que realizan. Siendo los dueños constructores, ¿usted cree que tirarían piedras contra su propio tejado?