Etiquetado: Libia

El ejemplo de EEUU (II)

(Continua la charla)

-Por cierto, has visto el vídeo de Gadafi.

-Sí, lo vi con la Secretaria, brindamos con champán.

-Pobre hombre, ¿no? El tipo a mí me caía bien. ¿Te acuerdas cuando fuimos hace tres años al harén que tenía? Se lo montaba bien el cabrón.

-Hombre, es lo que tiene, las cosas un día parecen muy bonitas y al día siguiente todo ha cambiado y no entiendes nada.

-Se suponía que le iban a llevar a La Haya, ¿no?

-No tengo ni idea, he estado bastante ocupado con todo el el tema de las Naciones Unidas. Pero vamos no me importa, eso de La Haya y chorradas similares son cosas de idealistas europeos. Al final, en esto de la política, quien tiene el poder para juzgar es quien tiene la capacidad para apretar el gatillo y eso, en Libia, había cambiado.

-No si ya, si es que como te digo me caía bien. En Trípoli aquella vez nos fuimos de fiesta con su hijo, ese que pagó por el Doctorado en la London School. Y sólo he probado una cocaína mejor en Colombia.

-Hombre, buenas fiestas hacían. Aunque cuando fuímos a la cárcel aquella en medio del desierto porque habían detenido a nuestro confidente en Sudán todo daba bastante miedo. Éste era un régimen que torturaba, asesinaba y expoliaba a su pueblo, así que se ha hecho justicia. Y deberíamos estar orgullosos de que nosotros hayamos colaborado en hacer justicia en el mundo. Un mundo más democrático y más libre.

Se hace un silencio. Una mirada complice entre los dos enciende una sonrisa irónica en sus caras. Casi al unísono, empiezan a reírse, primero entre dientes pero después a carcajada limpia. Tras un minuto riéndose, y mientras se limpian las lágrimas, uno dice, recuperando el aliento:

-Bueno anda toma, que me trajeron unos puros de Cuba de contrabando ayer que huelen muy bien, y esto hay que celebrarlo.

Anuncios

Los políticos (II)

Políticos en la empresa privada,

los tiburones meriendan Estado

y cenan educación empanada

mientras Obama mira hacia otro lado.

Eguiguren se abrasa por la paz,

el PP en Euskadi no es tan caverna.

Para que ETA se ahogue en la galerna

se necesita a Otegui en libertad.

Después de ver lo que ha pasado en Libia,

ni en Trípoli el demonio gobernaba

ni en Bengasi el islam es un champú.

Rubalcaba al indignado no alivia.

Como Saramago nos enseñaba:

“La potencia política eres TÚ”.

Reflejo en la Sombra: el crepúsculo de un dios

Este es el vídeo de la captura y linchamiento de Gadafi. Las imágenes son duras.

Es curioso. No hace mucho tiempo Gadafi era un amigo de occidente. Venía a España y le cerraban plantas del Corte Inglés, le regalaba caballos a Aznar o recibía la llave de oro de la capital del Reino. También se iba a las orgías que monta Berlusconi o se daba besos y abrazos con Sarkozy.

Pero todo cambia. Y en cuestión de días Gadafi deja de ser un amigo de occidente. Y cambian la cerradura de Madrid, te congelan las cuentas en Suiza o Berlusconi te pasa la cuenta de la cocaína de sus fiestas. Eres un apestado y lo que era un estado totalitario hecho a tu imagen y semejanza y al servicio de las necesidades energéticas de tus amigos no es más que un gigante con los pies de barro que se deshace.

Me pregunto que pensarán Aznar, Bush, Berlusconi, Zapatero y todos los demás viendo este video. Si la repugnancia moral que desprende ese video hará mella es su tremenda hipocresía. O quizá todo les da igual porque la ideología imperialista de “es un hijo de puta pero es nuestro hijo de puta” conduce inevitablemente a convertirte a ti en un hijo de puta.

Lo que sí sé es lo que me produce a mí ver ese video. La certeza de la fragilidad humana y de sus construcciones, todas humanas y, por lo tanto, todas fŕagiles. La certeza de que la historia, con todas sus aristas, con todas sus miserias, con todas sus muertes, con todas sus abominaciones (y también con todas sus bellezas) las hacemos los hombres y mujeres que habitamos el planeta.

La Historia es nuestra y la hacen los pueblos (V)

¿Es Gadafi el sátrapa asesino que nos describen ahora? ¿Es Gadafi un gobernante más del que apenas se hablaba en la prensa hace un par de meses? ¿Está el pueblo libio realmente en contra de Gadafi? ¿Quién forma el ejército de las fuerzas leales a Muamar Gadafi? ¿Qué intenciones hay detrás de las fuerzas rebeldes? ¿Cómo era el día a día de un libio hace tres meses?

¿Era necesario abrir las hostilidades de una guerra ante esta situación? ¿La participación de los países occidentales en la guerra llega tarde? ¿Llega pronto? ¿Por qué se le llama cerrar el espacio aéreo cuando se quiere decir guerra? ¿Qué opina la población libia de esta intervención? ¿Dónde está el baremo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas? ¿Por qué no en Palestina o en otro de los más de treinta conflictos armados abiertos en el mundo? ¿Por qué lo llaman derechos humanos cuando quieren decir petróleo? ¿Por qué redactan medidísimas declaraciones en el Consejo de Seguridad para acabar bombardeando como siempre? ¿Volverá a pagar los platos rotos la población civil?

¿Qué hace el Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, en Brasil? ¿Qué intereses hay detrás de la equidistancia alemana? ¿Qué intereses motivan el afán belicista de Francia y Reino Unido en la zona? ¿Qué queda del Zapatero que decía: “Toda guerra es un fracaso”? ¿Hasta dónde están dispuestas a llegar las potencias occidentales? ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar Gadafi?

¿Qué medio de comunicación utilizamos para informarnos sobre la guerra de Libia? ¿Es verdad todo lo que nos llega de lo que está ocurriendo estos días allí? ¿Por qué todos los enviados especiales occidentales están en Bengasi, enclave de los rebeldes, y no en Trípoli, capital dominada por las fuerzas de Gadafi? ¿Nos creemos la versión oficial que nos ofrecen o se trata de una guerra imperialista más a las que nos tiene acostumbrados la OTAN? ¿Por qué no recibimos información de la población libia al margen de los combates (Testimonios de la población que dibujen el sentir que tienen ante toda esta situación)? ¿Por qué las informaciones son totalmente opuestas dependiendo de su lugar de procedencia? ¿Son reales las cifras que ofrecen? ¿En quién depositamos nuestra confianza? ¿A quién cojones creemos?

La Historia es nuestra, y la hacen los pueblos (IV)

Entre hoy y mañana van a comenzar ataques contra Libia. Varias claves tras la aprobación de la la Resolución 1973:

1.- Como todas las resoluciones del Consejo de Seguridad, es lo suficientemente ambigua para poder ser aprobada. Su redacción es un ejemplo de cómo se hacen las relaciones internacionales entre estados. Por un lado la resolución dice que se “tomarán las medidas necesarias”, pero se excluye expresamente “la posibilidad de una invasión”. Esto último se ha hecho, evidentemente, para que China y Rusia no voten en contra. Esto es importante porque va a determinar las formas de los ataques contra Libia. Lo que se va a imponer en un primer momento es una zona de exclusión aérea, la cual va a necesitar ciertos ataques a baterías antiaéreas y supone una declaración de guerra a Libia.

2.- Parece ser que los promotores de la resolución han sido Francia, Gran Bretaña y Líbano. Lo que ha permitido que la resolución salga adelante ha

Las cosas se ponen negras para Gadafi.

sido el cambio de postura de EEUU. Es de suponer que los que más carne pongan en el asador de los ataques sean Francia y Gran Bretaña, con ayuda de EEUU y de otros países árabes. La resolución habla expresamente de que las acciones militares se pueden hacer a través de organizaciones regionales, es decir, la OTAN. A partir de este punto no sabemos bien cómo se van a desarrollar los acontecimientos. Seguramente, ni siquiera los que van a dirigir los ataques saben muy bien cómo lo van a hacer. Veremos.

En cuanto a la valoración política, varias cosas:

A.- Es imposible informarnos objetivamente de algo. Por un lado, los medios occidentales están descaradamente a favor de la intervención. Por lo tanto, la información que suministran dista de ser objetiva, la visión sobre lo que está haciendo Gadafi con su pueblo está construida por ellos. En cuanto a los medios alternativos, reflejan perfectamente la confusión de la izquierda sobre este tema: ¿Los enemigos del Imperio son buenos por el simple hecho de ser enemigos del Imperio? ¿Gadafi es bueno por haberse hecho fotos con Chávez? Así que, ante la diversidad de fuentes de información diciendo cosas totalmente distintas, no nos queda otra que construirnos un “parece ser” sobre lo que está ocurriendo nosotros mismos.

B.- Según parece los rebeldes libios reclamaban la ayuda internacional. En principio, la obligación de los pueblos sería ayudarse entre ellos para alcanzar la libertad. El problema surge, como siempre, al preguntarnos: ¿quién ayuda? ¿Cuáles son los intereses (confesados y no confesados) de quien ayuda? ¿Tiene autoridad (a parte de la que dan los tanques) para ayudar a nadie a alcanzar su libertad?

C.- Y llegamos al quid de la cuestión: el doble rasero. La resolución está creada y diseñada por los que mandan en el mundo. Y los que mandan en el mundo nunca han estado preocupados ni por los derechos humanos ni por la libertad. Además resulta tremendamente hipócrita ver cómo Berlusconi pasa en tres años de invitar a Gadafi a sus orgías a permitir que la OTAN use sus bases para atacar Libia.

Un ataque como este se podría apoyar si viniese detrás una intención sincera de luchar por la democracia en el mundo, empezando, por ejemplo, por Bahrein, donde esta semana han reprimido violentamente a su pueblo mientras la V Flota miraba a las gaviotas. Ése es el problema. Los mismos estados que apoyan unas dictaduras y dicen no apoyar otras, no pueden ser los encargados de combatir dictadores. Si realmente quieren ayudar a los pueblos oprimidos del mundo, podrían empezar por Suiza y todos los paraísos fiscales que sostienen económicamente a los opresores de esos pueblos.