Etiquetado: Méndez Pozo

Objetivo: parar la obra de la Plaza de Toros

Ayer se juntaron 300 personas en la Asamblea contra la Especulación con un objetivo muy claro: que Méndez Pozo no siga saqueándonos con una nueva obra a la medida de sus beneficios. Hoy, el Alcalde ha recibido a un grupo en representación de la Asamblea. Lacalle reconoce a la Asamblea como sujeto y decide escucharlo y la única razón es que tiene miedo. Por primera vez en mucho tiempo, un alcade de Burgos tiene miedo tanto del cacique como de la gente que lucha contra el cacique.

¿Y por qué tiene miedo? Tiene miedo porque en enero le ganamos. En enero, el cacique se tuvo que quedar sin su obra y sin nuestra riqueza por la respuesta organizada de la gente de Gamonal y de todo Burgos, esa gente a la que en el Ayuntamiento nunca escuchaban y que a base de perseverancia y unidad le reventó los tímpanos. Ganamos, y antes incluso de que tomasen la decisión ya sabíamos que habíamos ganado. En enero, en una de nuestras entradas durante la lucha contra el bulevar escribíamos

Hemos parado temporalmente las obras. Hay que decirlo en primera persona porque así es. El Alcalde no manda, mandamos el barrio y la gente que diariamente se ha juntado desde las seis de la mañana para parar las obras. Por lo tanto, nosotras y nosotros hemos parado las obras, no Lacalle.

Perseverancia y unidad fue lo que hizo falta en Gamonal y lo que hace falta esta vez. Podemos parar esta obra igual que paramos la del Bulevar. Esa debe ser la línea roja con el Ayuntamiento. Ante una obra que ya ha empezado contra la opinión de los vecinos, la obra debe pararse. Mientras no se pare: unidad y perseverancia. Seguiremos haciendo asambleas y movilizándonos contra la obra. Y recordemos, el Alcalde no manda, mandamos nosotros.

La estrategia del Ayuntamiento, ahora, es clara. Ganar tiempo, simular que nos escucha, que nos tiene en cuenta. Pero lo que allí tienen en cuenta son los intereses de Méndez Pozo, que cada vez que ve a 300 personas reunidas en la Asamblea contra la Especulación le recorre por el cuerpo un escalofrío. Sí, Antonio, empezaremos 300 personas reunidas en Asamblea y acabaremos muchas más mandando en Burgos. Y no para favorecer tus intereses. Por eso en las conversaciones con el Ayuntamiento no hay otra: “Lacalle, para la obra y empezamos a hablar”.

Pudimos en la Avenida Eladio Perlado. Pudimos en la Calle Victoria y podemos en la Plaza de Toros. Porque el poder hace mucho que ha dejado de tenerlo Méndez y su criado Lacalle. Porque Sí Se Puede.

PORTADA70

El Perdigón, como siempre, viéndolo claro.

Méndez y Lacalle nos quieren torear

Hola. ¡Cuánto tiempo sin encontrarnos por aquí! Sabemos que nos has buscado, que te has paseado por el blog de vez en cuando, que, de alguna forma, hemos estado en contacto por el facebook y el twitter difundiendo movilizaciones. Pero ya hace mucho que no dedicamos un ratito más largo a comunicarnos, a estar juntas, a escribir algo más largo. Ya avisamos en nuestra despedida que la rabia o la importancia de la lucha lanzaría nuestras huellas dactilares a las teclas del ordenador. Sí, esta vez es por la plaza de toros.

Lo corrupto: El Ayuntamiento de Burgos, de rodillas ante el cacique de la ciudad, ha vuelto a conceder una gran obra a través de irregularidades en el concurso. Para conceder la obra a Méndez Pozo, han tenido que valerse de los criterios subjetivos. Es decir, que han tenido que darle a dedo la obra, ya que de acuerdo con los criterios objetivos establecidos en el pliego del concurso la concesión no recaería sobre la Inmobiliaria Río Vena. ¿Qué intereses hay detrás de esos criterios subjetivos?

El Bulevar de Gamonal estaba presupuestado, en principio, en 8 millones de euros. Esta obra va a costar 6 millones, más lo correspondiente que vendrá en la segunda fase para solventar la chapuza actual. Ya sabemos de qué habló Méndez Pozo con Lacalle en la reunión de Santander en la que frenaron la construcción del Bulevar. Lo comido por lo servido. Conviene recordar que nos contaron que cerraban una guardería municipal porque no había 12.000 euros. Para guarderías públicas no hay dinero, para engordar las cuentas de Méndez Pozo ponen nuestros impuestos al servicio del cacique local.

Lo reincidente: Después de la paralización del Bulevar de Gamonal, en la que la gente demostró que no quería un modelo de ciudad basado en obras faraónicas, el alcalde hace oídos sordos y planea otra gran obra que le haga pasar a nuestra particular ‘Historia Municipal de la Infamia’. La inutilidad y la insensibilidad social de este Equipo de Gobierno no conoce límites. Tras el ridículo que hicieron hace tan sólo unos meses los ínclitos Ibáñez y Lacalle, parecen decididos a tropezar con la misma piedra.

Lo absurdo: Esta obra que nos venden desde las ominosas páginas del Diario de Burgos, propiedad del propio Méndez Pozo, es de una inutilidad supina. La reforma sólo consiste en cubrir la plaza de toros. Con esta primera fase de la obra terminada, no podrán celebrarse eventos deportivos porque la nueva instalación no tendrá ni vestuarios. Así que no cuenten milongas a los socios del Autocid. La nueva plaza de toros sólo tendrá utilidad para la semana de San Pedro, en la que tampoco suele haber lluvias torrenciales.

Los últimos estudios decían que los cimientos del coso taurino no estaban para muchas alegrías y no se les ocurre mejor idea que cargarles con más peso con una cubierta. No sería la primera vez que en este país la avaricia de un constructor desemboca en un accidente con muertos. Pero bueno, para eso tienen los indultos.

Lo opresor: Desde hace varias semanas los lunes a las 19:30 un grupo de ciudadanos se está reuniendo junto a la plaza de El Plantío para organizar la difusión de la información sobre la última chapuza municipal. En ningún momento se ha obstruído el tráfico ni se ha hecho nada que no sea hablar entre un grupo de personas. Pues bien, el subdelegado del Gobierno José María Arribas ha tenido a bien mandarnos todos los días un grupo de policías que se han dedicado a provocar con su presencia intimidatoria identificando a varios participantes en las asambleas.

Señor subdelegado, la policía, que pagamos entre todas, debería estar al servicio de toda la ciudadanía. La policía en una democracia merecedora de tal nombre no debería dedicar su tiempo a labores de tipo ‘político-social’ más propias de la dictadura franquista.

Asimismo, se echa en falta que alguien dentro de la policía muestre un ápice de dignidad. Es una vergüenza que se use a la policía de todas como si fueran seguratas al servicio de los intereses privados del cacique. Ahí se os van los recortes salariales y las condiciones laborales de las que luego os quejáis en las conversaciones privadas (sabemos que también sois fans del blog).

Lo bello: Lo bello eres tú, con tus ansiedades y tus miedos a cuestas. Con los golpes que te da este capitalismo despiadado. Pero también con tu dignidad. Tú sí que la tienes. Y con tus agallas y también tu alegría y tu fuego en los ojos. Tu palabra, tus pasos y tu decisión. Con todo eso nos juntaremos este jueves 25 a las 20:00 en la plaza de toros para bajar al Ayuntamiento gritando las verdades. Sonriendo y luchando. Parándoles de nuevo los pies.

Manifestación Plaza de Toros

Por un Hospital Público en Burgos

Porque dijeron que costaría 242 millones de euros y, con el pago del canon durante los 30 años que está firmado, costará a las arcas públicas más 2.000. Sí, casi diez veces más. Cómo se nota que no lo pagan ellos.

Porque no vamos a permitir que hagan negocio con nuestra salud. La gestión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) está en manos de entidades financieras y de constructores que han firmado con la Junta de Castilla y León unos beneficios anuales del 7,2 % de la inversión. Es decir, que si ganan más, se lo quedan ellos. Y si ganan menos de lo estipulado, la Junta, es decir, el dinero de tus impuestos les abona la cantidad correspondiente hasta alcanzar esta cifra. Esta gente son los que nos venden todos los días el sueño del emprendedor, mientras que ellos son parásitos que se forran al calor del tráfico de influencias con la Administración Pública.

Sanidad Pública BurgosPorque no vamos a morir o a recibir peor servicio sanitario para que cuatro golfos se forren. ¿Y quién son estos golfos? Algunos de ellos son el Banco Santander, OHL (donante de los jugosos sobres que repartía Bárcenas), Urbanizaciones Burgalesas (constructores de Burgos con Méndez Pozo al frente). ¿Y quién preside Eficanza, la sociedad que nos roba con el hospital? José María Arribas, antiguo presidente de Caja de Burgos y de Banca Cívica, donde pisa no crece la hierba, todo un enterrador de negocios. Además, actualmente está siendo investigado por conceder a sus propias empresas créditos en condiciones irregulares cuando presidía las citadas entidades financieras. Otra joyita.

En resumidas cuentas, bancos y constructoras que, como no ganan tanto dinero como hace unos años, meten sus garras donde les dejan. Esta gentuza se enriquece por encima de nuestras posibilidades a cuenta de que tarden más tiempo en operarte, no te hagan una prueba que necesitas respondiendo a criterios económicos y pagues más dinero. Ellos se llevan la pasta y los políticos del PP en la Junta son los que se lo facilitan. Méndez Pozo, Arranz Acinas, José María Arribas, Juan Vicente Herrera,… Vamos, que si Pablo Iglesias viviese en Burgos, diría “casta” todavía más veces.

Porque el servicio ha empeorado. El HUBU tiene menos camas que el obsoleto General Yagüe. Han sido despedidos trabajadores de diferentes servicios externalizados. Hay abiertos más conflictos laborales. Para maquillar las estadísticas y tener camas libres, dan a los enfermos antes de alta, con el riesgo que supone para nuestra salud. Han aumentado ostensiblemente las listas de espera. Para aliviar el crecimiento de las listas de espera, derivan a los enfermos a clínicas privadas, desembolsando más dinero público y aumentando el trasvase económico de la sanidad pública a la privada.

Porque los medios de comunicación nos esconden lo que pasa en el hospital. Por un lado, los dueños de algunos medios, como Méndez Pozo con el Diario de Burgos, tienen intereses directos en el asunto, mientras que de los demás se encarga de comprarles la Junta a través de la publicidad institucional, también con tus impuestos, por supuesto. Como señala Ignacio Escolar, sólo en 2010 la Junta aprobó una campaña de 600.000 euros con este objetivo.

Así que han tenido que ser los ciudadanos, a la vista de la chapuza y del saqueo, los que se pongan manos a la obra para recuperar el hospital y con el trabajo desinteresado de muchos de ellos han hecho una campaña impresionante de sensibilización y de recogida de firmas que sigue con la convocatoria de una manifestación para esta tarde a las 20:00 que sale de la Plaza del Cid.

Les vamos a echar del hospital. La Sanidad es de todos y no se toca. A especular a otro sitio, cerdos. Ahora que llega el Mundial, Méndez, en Gamonal te metimos el primer gol y prepárate, que ahora viene el segundo.

 

Seguimos caminando

Pasó la gran victoria de Gamonal y, como después de todo triunfo que se precie, llega el silencio, la calma y la resaca. Que no aparezcamos en los medios no significa que se hayan dejado de hacer cosas. La asamblea sigue organizada y operativa. Hoy, como cada viernes, hay manifestación a las 19:00 desde la Zona Cero y los miércoles a la misma hora, asamblea. Puedes seguir su actividad en su cuenta de twitter, en la de Facebook y en el blog, aunque no hay nada como el calorcito de tu presencia física en todos los actos.

Mientras el Diario de Burgos sigue manipulando, mintiendo y esparciendo basura entre los que todavía se dejan, las ratas del Ayuntamiento, pasada la tormenta, poco a poco van saliendo de sus escondites. Hoy nos cuentan que pretenden cobrar un impuesto por tener una caseta en la Zona Cero. Ayer la basura promecalera anunciaba a bombo y platillo que el Ayuntamiento no se personará en el juicio, mientras que en la letra pequeña confirmaban que seguirá reclamando 70.000 euros a vecinos inocentes que pasan por situaciones muy precarias. Diario de Burgos y Ayuntamiento han cerrado filas y pretenden golpearnos más duro que nunca. Urgen grandes dosis de solidaridad para repeler estos ataques miserables.

Tras la paralización de la obra, me parece oportuno hacer dos reflexiones:

          Lo que es una importantísima victoria de la lucha y la organización vecinal, tampoco hace excesivo daño a los culpables de las situaciones de injusticia que nos asolan actualmente. A pesar de paralizar la obra, aquellos mismos días de la calle Victoria Méndez Pozo, Copsa y Arranz Acinas (las tres constructoras beneficiadas) seguían ganando ingentes cantidades de dinero público, es decir tuyo y mío. Ese sabor agridulce me hace pensar que la lucha política debe estar en todos los frentes. En la calle, por supuesto, pero también desde las instituciones se puede gobernar para la gente y para que no nos saqueen desde una legalidad que han diseñado a tal efecto.

          Una de las formas en las que se embolsan dinero público Méndez Pozo y Arranz Acinas es a través de la concesión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). Esta empresa concesionaria que gestiona el hospital tiene un acuerdo con la Junta de Castilla y León, mediante el cual blindan anualmente unas ganancias del 7% de la inversión. Es decir, que si ganan más, se lo quedan ellos y si pierden, tú y yo amablemente les pagamos hasta ese 7% que han acordado con la Junta. Así son estos emprendedores que viven de expoliar las arcas públicas. Marca España lo llaman.

En esta concesionaria hay constructoras y entidades financieras. Tras la burbuja inmobiliaria, constructores y banqueros, con la inestimable ayuda de los políticos, van a seguir llenando sus bolsillos sirviéndose de nuestra salud. Sobre este asunto es muy clarificador leer este artículo del periodista burgalés Ignacio Escolar, al que traerá la asamblea de Gamonal el jueves 6 de marzo a la Casa de la Cultura a partir de las 19:00. Apúntalo en tu agenda. No te lo puedes perder.

Después de conocerse estas últimas informaciones, está cogiendo músculo la plataforma Sanidad Pública Sí. Se están organizando y haciendo una importante labor de difusión y movilización que tendrá como colofón la recuperación de todos los burgaleses del hospital. El hospital debe ser público, ya que lo financiamos todos nosotros, no privatizado para que se enriquezcan constructores y banqueros a costa de nuestra salud dando un servicio deficiente. La plataforma también tiene un blog y una cuenta de Facebook. No les pierdas de vista.

Como sabemos que cuando estamos organizadas y unidas, sí se puede, iremos paso a paso, pero que no tengan duda de que el hospital es nuestro y que lo vamos a recuperar de las garras de esos buitres codiciosos.

No te doy más la brasa por hoy. Otro día hablaremos de la exposición del carnicero ése de Badajoz con la que quieren manchar Burgos. Como se empeñen en hacerla, no nos quedará otro remedio que hacérsela comer con patatas al alcalde.

Mucho recorrido, mucho por delante, seguimos caminando.

Lacalle está desnudo

La victoria de la gente común sobre el Hay Untamiento de Burgos ha hecho que los medios de comunicación hayan colocado a Javier Lacalle en el disparadero. Los medios de comunicación que no son propiedad de Méndez Pozo o Ulibarri, claro. O sea, los medios de comunicación de fuera de Burgos.

Por un lado, eldiario.es está sacando a luz distintos problemillas de la vivienda de Javier Lacalle. Suponemos que el registro de la propiedad debe recoger exactamente las propiedades inmobiliarias. Más que nada, porque los impuestos los pagas a partir de lo que pone en el registro de la propiedad. En el caso de Lacalle esto no es más que una suposición, porque en su ático existen ciertas diferencias entre las dos habitaciones registradas y las tres realmente existentes. Ya sabéis, esos formularios insoportables que te hace rellenar el Hay Untamiento para cualquier cosa que quieras hacer, pues Lacalle no los necesita.

Porque claro, resulta que un alcalde tiene que hacer una declaración de sus bienes al llegar a la Alcaldía. Por eso de que si te haces muy rico mientras eres el alcalde, canta un poco. Lacalle, estamos seguros que de buena fe, se equivocó al redactar su declaración de bienes y como hoy nos cuenta Ignacio Escolar (recomendamos nuevamente escuchar su conversación con el director del Diario de Burgos Méndez en la Ser, que no tiene desperdicio) ha sido denunciado por falsedad documental. Falsedad documental es, sí, el mismo delito por el que una vez Antonio Miguel estuvo en la cárcel. Dios los cría y ellos se juntan.

Pero es que claro, a perro flaco todo son pulgas y resulta que ahora la Comisión Europea está investigando al innombrable por algunas irregularidades en la gestión del Hospital Universitario de Burgos. Imaginamos que don Antonio Miguel, acostumbrado a llamar por teléfono al Hay Untamiento o a la Junta y que le respondan con un “sí, bwana”, tendrá más problemas para llamar a Bruselas y explicarles que eso de los sobrecostes y los dineros poco claros forma parte del saber hacer burgalés. Esperemos que su amigo Aznar interceda por él, porque de Lacalle ya sólo se puede esperar que redacte su carta de dimisión sin faltas de ortografía.

Aquí, Lacalle y Méndez Pozo cuando se reían. Ahora igual nos reímos nosotros.

La Calle Victoria

Tras unos días de dura lucha, se ganó la primera batalla y se paró la obra. Se ganó la primera batalla a la voluntad de los constructores (Méndez Pozo, Arranz Acinas y Copsa) de seguir forrándose con nuestro dinero. Se ganó la batalla a la incompetencia y al enroque del alcalde Javier Lacalle, que siempre reaccionó tarde y mal. Sus continuos cambios de criterio evidenciaron su incapacidad para estar al frente del Ayuntamiento y sus declaraciones a los medios de comunicación pusieron de manifiesto que solo es un títere al servicio de Méndez Pozo, al que nunca se atrevió a nombrar (“ese ciudadano del que usted me habla”, “el constructor que usted ha nombrado”). ¿Hay miedo, alcalde? ¿No sabe el nombre de uno de los gestores del hospital de Burgos, editor del principal periódico de la ciudad, constructor del Residencial San Agustín, donde usted vive? ¿Nos toma por gilipollas?

También ganamos la batalla al subdelegado del Gobierno que infectó la ciudad con 300 antidisturbios. La inteligencia expresada a través de protestas pacíficas les inutilizó y si pretendían meternos miedo, consiguieron el efecto contrario, ya que cada día éramos más gente tanto en las asambleas, como en las manifestaciones. Finalmente, ganamos la batalla a la manipulación informativa. La solidez de los argumentos y la eficacia comunicativa tumbó los espurios intereses de las Marilós Monteros de turno.

Para ganar esta batalla ha sido fundamental estar unidos frente al enemigo común del momento: el bulevar. Esta unión, dentro de la diversidad de ideas que habitan en la asamblea, nos ha hecho alcanzar la victoria. Por eso me parece oportuno hacer una breve reflexión sobre el informe de la policía filtrado a El País. En este informe se trata de señalar a los extremistas, a los violentos, a los “malos” para que los “buenos” vecinos de Gamonal se les echen encima y se pongan contra ellos.

La solución de la Policía Nacional y El País pasa por enmarcar el conflicto como un problema de seguridad y violencia, mientras llevamos demostrándoles varias semanas que es un problema social (exclusión, paro, pobreza, corrupción,…). Además, señalan a anarquistas, Izquierda Anticapitalista, Resaca Castellana y CJC. Todos los que hemos formado parte de las movilizaciones sabemos que también han estado en primera fila de las mismas destacados miembros de Izquierda Unida, PSOE, Comisiones Obreras, UGT y UPyD, incluso votantes del PP. Es decir que una amplísima mayoría de la ciudad se ha movilizado en contra de la construcción del bulevar. ¿Pretenden mostrarnos cuál es el camino bueno por el que militar políticamente? Llegados a este punto, no picamos ese anzuelo.

Lo que ha hecho fuerte este movimiento ha sido la articulación de esa gran diversidad en un objetivo común. Esa diversidad es la que debe seguir nutriendo el movimiento a partir de ahora. Si tenemos la inteligencia y la generosidad para avanzar por este camino, no habrá informe policial o planteamiento político anquilosado que frene nuestra determinación para seguir ganando.

—————————————————————————————–

La Zona Cero se ha trasladado al cruce de la Calle Santa Bárbara con la Calle Victoria, ¿o era Vitoria? Ya da igual. Esta tarde a las 19:00 hay asamblea. Se están espaciando las movilizaciones para economizar energías y no perder fuerza. Para informarte puedes entrar al blog de la asamblea, también hay abiertas una cuenta de Twitter y otra de Facebook. Infórmate, difunde y participa.

Es impresncindible leer las informaciones que está publicando Ignacio Escolar los últimos días al hilo de la obra del bulevar. Os dejo algunas pinchando aquí, aquí o aquí.

Y este gran resumen en tres minutos. Porque la Revolución también se hace con la risa.

Por el bulevar de los Méndez Pozo (IV)

Todavía no hemos paralizado las obras pero ya hemos ganado en muchos sentidos:

1) Hemos parado temporalmente las obras. Hay que decirlo en primera persona porque así es. El alcalde no manda, mandamos el barrio y la gente que diariamente se ha juntado desde las seis de la mañana para parar las obras. Por lo tanto, nosotras y nosotros hemos parado las obras, no Lacalle.

2) Hemos ganado también porque hemos demostrado que sí se puede, que cuando colectivamente se lucha se producen cambios concretos en situaciones concretas de nuestra vida diaria. Y no sólo eso, sino que también nos transformamos nosotros mismos. Ahora vemos distinto el barrio, vemos distintas a las personas que nos rodean y a las calles que pisamos. El SíSePuede no es sólo parar las obras para que los intereses de Méndez Pozo no nos cambien la calle Vitoria, es también cambiarnos a nosotros mismos para que poco a poco les quitemos a Méndez Pozo y a los que son como él lo que nos están robando.

3) Porque esa es otra clave. Hemos señalado claramente a Méndez Pozo  y por eso nos vamos al Diario de Burgos a decirles que, igual que Lacalle no nos representa, ellos no nos informan. Escuchar ayer en la cadena Ser al director del Diario de Burgos defender a Méndez Pozo daba pena. Es la voz de su amo, pero ni siquiera sútilmente, sino con toda su mediocridad.

4) Pero antes del periódico nos pasamos por comisaría para recordar que los detenidos son los nuestros y que los antidisturbios no son de Burgos. Hemos aguantado dos días las provocaciones de la policía porque en esto también mandamos nosotros. El martes, meter a 300 antidisturbios en medio de la calle Vitoria al final de la mani fue una provocación. Querían provocar disturbios para que no pareciese que estábamos ganando. Pero como somos mucho más listos que ellos nos fuimos para volver a juntarnos al día siguiente a las seis y ocupar de vida nuestra calle.

5) Tienen mucho miedo. Ayer y hoy hubo concentraciones y manifestaciones en apoyo al barrio y a nuestra lucha. Se producen situaciones surrealistas como ver a la policía detener bomberos de servicio. Porque les recordamos que el rey está desnudo, que lo sabemos y que sus medios no nos pueden engañar.

Y porque vamos ganando seguimos en nuestra lucha con reivindicaciones muy claras:

-Paralización total de las obras.

-Detenidos: libertad y absolución.

-Fuera antidisturbios de Burgos.

Y seguimos llenando de vida y de alegría una calle y una ciudad. Porque sabemos que, como la Historia, es nuestra.

Por el bulevar de los Méndez Pozo (III)

Méndez Pozo

A través de la figura de Méndez Pozo se explica la situación de crisis política, económica y social de la actualidad. Gran constructor que se sirve del poder político para trasvasar dinero de las arcas públicas a su bolsillo. Los empresarios como él que nos venden la quimera del emprendedor sólo saben hacer negocio y alcanzar dividendos saqueando lo público. Sus medios de comunicación sobreviven gracias a las inyecciones económicas de los gobiernos regional, provincial y municipal, mientras que las obras públicas sanean las cuentas de sus constructoras. De esta forma, sus empresas sirven de alquimia para convertir el dinero público que pagamos tú y yo en el beneficio privado que disfruta él.

En cualquier caso, no es el único beneficiado de la construcción del bulevar. Méndez Pozo ha realizado el proyecto por más de 200.000 euros, mientras que Arranz Acinas y Copsa serán las encargadas de la construcción del bulevar y de la posterior venta de las plazas de aparcamiento privado que se construyan (250, mientras desaparecerán 350 plazas de aparcamiento público en las calles).

Construyendo hegemonía

Gamonal está teniendo signos de madurez política muy notables. El más destacado fue la manifestación de ayer con parada en la sede del Diario de Burgos y de la empresa constructora de Méndez Pozo. Algo semejante hace un par de años hubiese sido impensable, por lo que ver cómo miles de personas conducían sus pasos hacia allí señalando a los culpables me pareció maravilloso. Aquellos vecinos estábamos diciendo: “Sabemos quiénes sóis los responsables de esto. Sabemos que los constructores mandáis en la ciudad. Sabemos que tenéis periódicos para defender desde sus páginas vuestros intereses y ya no os creemos porque somos conscientes de que no nos contáis la verdad. Ojito.”

La ruptura con el discurso oficial publicado en los medios y la clara vinculación constructor-dueño de periódico que manda sobre político títere son dos pasos fundamentales que hay que dar para ganar esta batalla y otras futuras que vendrán.

Detenidos

Tanto el viernes como el sábado se produjeron detenciones indiscriminadas y arbitrarias. La noche del viernes al sábado los incidentes se produjeron alrededor de las 23:00. Transcurridas tres horas y a la vista del cariz que estaban tomando los acontecimientos, la Policía Nacional tomó la decisión de detener gente. Se dedicaron a hacer encerronas en diferentes calles deteniendo a chavales que estaban simplemente protestando, observando el panorama o que pasaban por allí. Prueba de lo que digo es que ninguno de ellos tiene antecedentes. Por cierto, para los fetichistas de la kale borroka, todos son de Burgos y muchos de ellos menores de edad. Valiente, la policía. Estas detenciones lo único que han hecho es caldear más el barrio.

Si has sido testigo de alguna de estas detenciones, puedes ponerte en contacto con una persona de la asamblea, que se encarga de recoger todos estos testimonios, para que los chavales del barrio no paguen por cosas que no han hecho. Las asambleas siguen convocándose a las 12:00 y a las 19:00 en la Zona Cero. La lucha sigue su curso. El barrio está en pie. Ahora mismo, cientos de personas impiden la entrada de las máquinas a la obra.

Ayer dijo el alcalde que hará la obra. Nadie le escuchó. Esa decisión ya no está en su mano, ni en la de los constructores que pretenden enriquecerse a nuestra costa. Esa decisión es nuestra y tener en frente a un barrio consciente y empoderado tiene que dar mucho miedo.

Por el bulevar de los Méndez Pozo (II)

¿Quién se beneficia de esta obra?

La crisis que empezó hace ya seis años tiene en España unas características propias. La manera en que en nuestro país se “movía” la economía antes de la crisis era a través de la realización de obras públicas, grandes eventos y construcción en general sin ningún tipo de sentido ni planificación con el único objetivo de mover el dinero entre las élites (económicas y políticas) y mantener los beneficios de esas élites. Esto ha sido el caldo de cultivo de multitud de casos de corrupción de los que en Burgos estamos bien enterados: por poner un ejemplo rápido, el dueño del Diario de Burgos, nuestro querido Méndez Pozo, ha estado en la cárcel por estas razones.

La economía debería perseguir los intereses comunes de la mayoría, no de una élite pequeña que la controla para su beneficio. Y cuando la economía funciona sólo en interés de las élites, los que no somos élites salimos perdiendo. Como en Burgos, siguen mandando los mismos que nos metieron en la crisis (que nos estafaron) siguen haciendo lo mismo que provocó la crisis con tal de mantener su beneficio. Este es el contexto del bulevar de la calle Vitoria. El bulevar se construye por las personas que están en el poder (constructores, sus periódicos y Ayuntamiento), porque las personas que están en el poder quieren y para beneficiar a las personas que están en el poder.

Sí, vale, ya lo sabemos, pero al menos hay inversión

Realizar un gasto, una inversión pública, implica dejar de hacer otro. Conviene que lo tengamos en cuenta cuando valoramos una inversión. En los presupuestos del Ayuntamiento pone que van a gastarse 8,5 millones de euros. Yo no me lo creo. Estoy seguro de que al final la obra va a costar mucho más dinero, lo que implica más deuda y más intereses y más cosas que se van a dejar de hacer. Sin tener en cuenta que, como esta es una obra que el barrio no quiere, tienen que utilizar otro recurso que pagamos todos (la policía) para “proteger” las excavadoras y la caseta.

Pero, aún así, veamos dos cosas que el Ayuntamiento ha dejado de hacer en los últimos tiempos:

-Han recortado en líneas de autobús. Digo yo que para mejorar la movilidad en una ciudad lo más importante es que haya buen y barato transporte público. Pues no, en vez de mejorar el transporte público e incentivarlo bajando el precio (lo cual son menos de 8,5 millones de euros) el Ayuntamiento va a dejar de de hacer esto para dar ese dinero a los constructores. Esto no va a hacer mejor la movilidad. La va a empeorar.

-Han cerrado escuelas infantiles. Una economía orientada al bien común y a los intereses de la mayoría debe dirigirse fundamentalmente a construir y conseguir una buena vida para la mayoría. El bienestar (y también la eficiencia económica) que implica una red fuerte y pública de escuelas infantiles es más que evidente. 8,5 millones de euros que podrían mejorar muchísimo la vida (y con ello la economía en general) de mucha gente a través de escuelas infantiles y servicios sociales que se van al bulevar a los beneficios de los constructores.

Conclusión: el bulevar y el tipo de sociedad que queremos

Las élites burgalesas ya se han posicionado con el bulevar. Ya nos han dicho lo que quieren para esta ciudad. Más obras, más empleo de mierda, más especulación urbanística, más imposición. Y menos servicios sociales, menos bienestar y una ciudad peor para vivir. Ellos quieren volver a lo que había antes de la crisis que les iba bien y se hacían ricos. El bulevar, también puede y debe ser una manera en que los que estamos abajo nos posicionemos y digamos que no queremos este tipo de ciudad.

Ya hay un proceso de movilización en marcha y no va a parar. Mañana a las 20:00 en la Iglesia de la Inmaculada, hay una Asamblea. Esto es un problema de toda la ciudad, ya que todos estamos inmersos en esta guerra entre sus beneficios y nuestros derechos. Y de estos procesos de movilización depende que los recursos se empleen en las cosas que nos benefician a las mayorías y no en lo que beneficia a los ricos.

Por el Bulevar de los Méndez Pozo

Nos informa el Diario de Burgos del comienzo inminente de las obras del Bulevar de la calle Vitoria. Un proyecto que va a costar, en su primera fase, ocho millones de euros y del que sólo sale beneficiada la constructora que realizará la obra, propiedad de Méndez Pozo, casualidades de la vida.

Los 18 meses que pretenden que duren las obras serán un año y medio de quebraderos de cabeza para vecinos y comerciantes de la zona. Pero una vez transcurrido ese tiempo, no se preocupe que comenzará lo bueno. Desaparecerán las 350 plazas de aparcamiento que hay en la actualidad en la calle Vitoria, para pasar a tener 256 en un parking subterráneo privado al módico precio de salida de 19.225 euros cada una de ellas. Deje de pestañear. No me he equivocado con las cifras.

Llegado ese momento usted dirá: ¿podremos circular por el flamante Bulevar? ¿Mejorará el tráfico? Tampoco. Sólo habrá un carril por cada sentido y sólo podrán circular por su exclusivo asfalto taxis, autobuses, ambulancias y vehículos de carga y descarga. Maravilloso.

Este Ayuntamiento, que pone de excusa el déficit municipal para cerrarnos guarderías o para no pagar a proveedores, no parece reparar en gastos cuando la cosa trata de sanear las cuentas de Méndez Pozo con su dinero y el mío. Con la explosión de la burbuja inmobiliaria el dueño del Diario de Burgos necesita de la inestimable ayuda de las instituciones públicas para seguir haciendo negocio a nuestra costa. El escándalo del concejal Eduardo Villanueva fue la cabeza de caballo sanguinolenta que ‘Il Padrino burgalés’ metió en la cama del alcalde Javier Lacalle para darle un aviso. Si no hacía lo que Méndez Pozo quería, podría disparar hacia arriba desde las páginas del Diario hasta hacer caer al actual Equipo de Gobierno.

La solución de la derecha para sacarnos de la crisis pasa por repetir el modelo de los pelotazos urbanísticos. Más de lo mismo. Dosis extra de virus para el enfermo que agoniza.

Con Méndez Pozo presionando, la opinión de los vecinos de Gamonal importa muy poco en el Ayuntamiento. Ya sabemos que todos somos iguales pero unos más que otros. Así que la única oportunidad de parar esta obra pasa por organizarnos y luchar. Este miércoles día 6 a las 20:15 hay una asamblea de vecinos en la Casa de la Cultura de Gamonal para tratar el asunto. Tenemos otra oportunidad de bajar la Política de los despachos a la calle, ese lugar donde se le incendian los ojos de justicia y se muestra, vestida de pueblo, con toda su belleza desbordante.

Actualización: Mientras que la empresa de Méndez Pozo realizará las obras del Bulevar, Arranz Acinas y Copsa llevarán a cabo las del aparcamiento subterráneo y la posterior venta de las plazas al precio señalado arriba. Esto se hará a pesar de que la rival en el concurso, procedente de Cantabria, demostró mayor solvencia económica y un presupuesto de urbanización 260.000 euros más barato, así como un precio por plaza de parking 1.800 euros más barata que la adjudicataria. Más de lo mismo.

Se me ocurren tres preguntas a las que no tengo respuesta. ¿Cuántos pisos tiene vacíos Arranz Acinas? ¿Cuánto debe a sus trabajadores? ¿Cuántos despidos ha realizado en los últimos años?