Etiquetado: Mourinho

De momento, nos sigue gustando el fútbol (II)

Nos sigue gustando el fútbol a pesar de toda la mafia maloliente que lo rodea. Nos gusta lo que ocurre dentro del terreno de juego, como ya hemos dicho otras veces, porque lo de los despachos es para ponerse a temblar. Tráfico de influencias, millones en maletines de acá para allá, navajazos por los contratos televisivos, pelotazos urbanísticos, compadreo con el poder político que permite todos estos desmanes,…

Lo de Mourinho la verdad que cada día me da más igual. De hecho, hace tiempo que no sigo a qué dedica sus estrategias en las ruedas de prensa. Durante un tiempo me hacía cierta gracia verle abriendo frentes por todos lados. Proyectaba cierta fascinación esa imagen de triunfos que le precedía, pero la sobreexposición en los medios le han convertido en uno más. Nadie tiene fórmulas secretas de la victoria. Lo malo de todo esto es que, en esta sociedad materialista y cortoplacista, como Mourinho gane la Champions tendremos que oír por todos lados que es un fenómeno y como no gane nada se le echará encima esa jauría insaciable compuesta por prensa y afición.

Jaume Roures.

No creo que Roures se meta en los entresijos de la competición hasta desvirtuarla. No creo que se meta en decidir los horarios de los partidos con la intención de perjudicar al Real Madrid. Para lo que sí que tiene poder es para negociar los contratos multimillonarios de los derechos televisivos de los clubes. Directa o indirectamente decide la cantidad que da a cada club. Así que, en gran medida, es el responsable de que la Liga esté compuesta por dos súperequipos y dieciocho mediocres. Los presupuestos determinan la calidad de las plantillas y en este caso Madrid y Barça se llevan casi todo el pastel dejando las migajas para los demás.

Los integristas del Marca, el Mundo Deportivo y demás dirán que tienen tanto dinero porque lo generan. Esa sería otra discusión de la que también se podría discrepar, pero bueno hoy no estoy demasiado belicoso.

¿Quién quiere ver un Sporting Mallorca que no sea de esos equipos? Sólo atraen el Madrid y el Barça. Al tener peores audiencias el resto de equipos tienen menos ingresos. A su vez, esos ingresos bajos no les permiten fichar mejores jugadores, lo que les hace seguir inmersos en la mediocridad y no atraer nuevo público. La pescadilla que se muerde la cola.

Auguran los entendidos que se va a acabar el fútbol en abierto para obtener más ingresos, así que dentro de poco habrá que pagar para ver cualquier partido. Eso lo defiende también ahora Roures que antes abogaba por el fútbol en abierto cuando abrió la guerra contra PRISA. Al final cada uno arrima el ascua a su sardina y como en Wall Street, siempre gana la banca y perdemos los ciudadanos.

Anuncios

De momento, nos sigue gustando el fútbol

Esta mañana en el bar he escuchado que Mourinho se ha quejado. No jodas, he pensado, ¿y eso? ¿cuándo se ha quejado Mourinho? El caso es que el “técnico madridista” (algún día deberíamos recolectar todas las paráfrasis verbales absurdas que escriben los periodistas) se queja porque dice que el que hace el calendario perjudica al Real Madrid. Resulta que la semana que viene el Real Madrid descansa (no juega) sólo dos días, y el Barcelona esta semana cuatro.

Parece cierto, ¿no? Pero es extraño, ¿alguien relacionado con el fútbol perjudica al Real Madrid? ¿En España? ¿Puede esto ser posible? Me he puesto a buscar por Internet quién es el que decide el horario de los partidos de la Liga y, entonces, lo he visto claro: un catalán. Un tal Jaume Roures. No sabía quién era, el nombre me sonaba poco. He seguido investigando y he caído. Jaume Roures es el jefazo del fútbol, es quien tiene los derechos de los equipos de fútbol y, por lo tanto, es quien decide a qué hora se juega y esas cosas. Pero no queda ahí la cosa: resulta que el tal Jaume Roures ha contratado al hermano de Guardiola (Pere) en una empresa de algo así como representación deportiva y negocios inmobiliarios (como he ido yendo del Marca al Sport al final no me he enterado bien). El caso es que lo que Mourinho quiere decir es esto: Jaume Roures hace un calendario que perjudica al Madrid para beneficiar de alguna manera a Guardiola (Pere o Pep, da lo mismo). Acabáramos.

Aquí ya sí que no me lo creía: ¿chanchullos deportivo-empresariales en España? Aunque sea en la anti-España, que es como nuestra némesis, comparte la misma esencia chanchullera de España, que allí lo llaman seny, pero es nuestro principal enemigo.

Pero hoy me he caído del guindo: resulta que sí, que en nuestro fútbol el Fair Play se termina en la misma línea de banda y lo que resta de estadio es una especie de pudridero de mafiosos enmierdados con magnates de la comunicación hasta las trancas o encamados con políticos recibiendo favores. Hay chanchullos para regalar: peleas entre grupos de comunicación progresistas por los derechos de emisión del nuevo opio del pueblo; especulación con la antigua ciudad deportiva del Real Madrid para construir los cuatro penes esos que hay en el final de la Castellana y salvar al club; corrupción de esa desgracia de este país que fue Jesús Gil entre Marbella y el Atleti y el Atleti y Marbella; negocios entre el Barcelona y los equipos de los dictadores sanguinarios de Uzbequistán a mayor gloria del Garibaldi catalán (léase Laporta); Ruíz Mateos y el Rayo,… Y sólo he citado de memoria. ¿Méndez Pozo no estará en algo de esto también?

Y todo esto, ¿para qué? ¿Para una mierda de Liga en que un equipo juega de ensueño lo gana todo, otro juega de ensueño a veces y lo gana casitodo y 18 desconocidos  no sabemos bien cómo juegan porque sólo les vemos jugar con los otros dos? Y que aún así nos guste el fútbol.

¿Pero qué fútbol nos gusta?