Etiquetado: Sanidad

Por un Hospital Público en Burgos

Porque dijeron que costaría 242 millones de euros y, con el pago del canon durante los 30 años que está firmado, costará a las arcas públicas más 2.000. Sí, casi diez veces más. Cómo se nota que no lo pagan ellos.

Porque no vamos a permitir que hagan negocio con nuestra salud. La gestión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) está en manos de entidades financieras y de constructores que han firmado con la Junta de Castilla y León unos beneficios anuales del 7,2 % de la inversión. Es decir, que si ganan más, se lo quedan ellos. Y si ganan menos de lo estipulado, la Junta, es decir, el dinero de tus impuestos les abona la cantidad correspondiente hasta alcanzar esta cifra. Esta gente son los que nos venden todos los días el sueño del emprendedor, mientras que ellos son parásitos que se forran al calor del tráfico de influencias con la Administración Pública.

Sanidad Pública BurgosPorque no vamos a morir o a recibir peor servicio sanitario para que cuatro golfos se forren. ¿Y quién son estos golfos? Algunos de ellos son el Banco Santander, OHL (donante de los jugosos sobres que repartía Bárcenas), Urbanizaciones Burgalesas (constructores de Burgos con Méndez Pozo al frente). ¿Y quién preside Eficanza, la sociedad que nos roba con el hospital? José María Arribas, antiguo presidente de Caja de Burgos y de Banca Cívica, donde pisa no crece la hierba, todo un enterrador de negocios. Además, actualmente está siendo investigado por conceder a sus propias empresas créditos en condiciones irregulares cuando presidía las citadas entidades financieras. Otra joyita.

En resumidas cuentas, bancos y constructoras que, como no ganan tanto dinero como hace unos años, meten sus garras donde les dejan. Esta gentuza se enriquece por encima de nuestras posibilidades a cuenta de que tarden más tiempo en operarte, no te hagan una prueba que necesitas respondiendo a criterios económicos y pagues más dinero. Ellos se llevan la pasta y los políticos del PP en la Junta son los que se lo facilitan. Méndez Pozo, Arranz Acinas, José María Arribas, Juan Vicente Herrera,… Vamos, que si Pablo Iglesias viviese en Burgos, diría “casta” todavía más veces.

Porque el servicio ha empeorado. El HUBU tiene menos camas que el obsoleto General Yagüe. Han sido despedidos trabajadores de diferentes servicios externalizados. Hay abiertos más conflictos laborales. Para maquillar las estadísticas y tener camas libres, dan a los enfermos antes de alta, con el riesgo que supone para nuestra salud. Han aumentado ostensiblemente las listas de espera. Para aliviar el crecimiento de las listas de espera, derivan a los enfermos a clínicas privadas, desembolsando más dinero público y aumentando el trasvase económico de la sanidad pública a la privada.

Porque los medios de comunicación nos esconden lo que pasa en el hospital. Por un lado, los dueños de algunos medios, como Méndez Pozo con el Diario de Burgos, tienen intereses directos en el asunto, mientras que de los demás se encarga de comprarles la Junta a través de la publicidad institucional, también con tus impuestos, por supuesto. Como señala Ignacio Escolar, sólo en 2010 la Junta aprobó una campaña de 600.000 euros con este objetivo.

Así que han tenido que ser los ciudadanos, a la vista de la chapuza y del saqueo, los que se pongan manos a la obra para recuperar el hospital y con el trabajo desinteresado de muchos de ellos han hecho una campaña impresionante de sensibilización y de recogida de firmas que sigue con la convocatoria de una manifestación para esta tarde a las 20:00 que sale de la Plaza del Cid.

Les vamos a echar del hospital. La Sanidad es de todos y no se toca. A especular a otro sitio, cerdos. Ahora que llega el Mundial, Méndez, en Gamonal te metimos el primer gol y prepárate, que ahora viene el segundo.

 

Anuncios

Seguimos caminando

Pasó la gran victoria de Gamonal y, como después de todo triunfo que se precie, llega el silencio, la calma y la resaca. Que no aparezcamos en los medios no significa que se hayan dejado de hacer cosas. La asamblea sigue organizada y operativa. Hoy, como cada viernes, hay manifestación a las 19:00 desde la Zona Cero y los miércoles a la misma hora, asamblea. Puedes seguir su actividad en su cuenta de twitter, en la de Facebook y en el blog, aunque no hay nada como el calorcito de tu presencia física en todos los actos.

Mientras el Diario de Burgos sigue manipulando, mintiendo y esparciendo basura entre los que todavía se dejan, las ratas del Ayuntamiento, pasada la tormenta, poco a poco van saliendo de sus escondites. Hoy nos cuentan que pretenden cobrar un impuesto por tener una caseta en la Zona Cero. Ayer la basura promecalera anunciaba a bombo y platillo que el Ayuntamiento no se personará en el juicio, mientras que en la letra pequeña confirmaban que seguirá reclamando 70.000 euros a vecinos inocentes que pasan por situaciones muy precarias. Diario de Burgos y Ayuntamiento han cerrado filas y pretenden golpearnos más duro que nunca. Urgen grandes dosis de solidaridad para repeler estos ataques miserables.

Tras la paralización de la obra, me parece oportuno hacer dos reflexiones:

          Lo que es una importantísima victoria de la lucha y la organización vecinal, tampoco hace excesivo daño a los culpables de las situaciones de injusticia que nos asolan actualmente. A pesar de paralizar la obra, aquellos mismos días de la calle Victoria Méndez Pozo, Copsa y Arranz Acinas (las tres constructoras beneficiadas) seguían ganando ingentes cantidades de dinero público, es decir tuyo y mío. Ese sabor agridulce me hace pensar que la lucha política debe estar en todos los frentes. En la calle, por supuesto, pero también desde las instituciones se puede gobernar para la gente y para que no nos saqueen desde una legalidad que han diseñado a tal efecto.

          Una de las formas en las que se embolsan dinero público Méndez Pozo y Arranz Acinas es a través de la concesión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). Esta empresa concesionaria que gestiona el hospital tiene un acuerdo con la Junta de Castilla y León, mediante el cual blindan anualmente unas ganancias del 7% de la inversión. Es decir, que si ganan más, se lo quedan ellos y si pierden, tú y yo amablemente les pagamos hasta ese 7% que han acordado con la Junta. Así son estos emprendedores que viven de expoliar las arcas públicas. Marca España lo llaman.

En esta concesionaria hay constructoras y entidades financieras. Tras la burbuja inmobiliaria, constructores y banqueros, con la inestimable ayuda de los políticos, van a seguir llenando sus bolsillos sirviéndose de nuestra salud. Sobre este asunto es muy clarificador leer este artículo del periodista burgalés Ignacio Escolar, al que traerá la asamblea de Gamonal el jueves 6 de marzo a la Casa de la Cultura a partir de las 19:00. Apúntalo en tu agenda. No te lo puedes perder.

Después de conocerse estas últimas informaciones, está cogiendo músculo la plataforma Sanidad Pública Sí. Se están organizando y haciendo una importante labor de difusión y movilización que tendrá como colofón la recuperación de todos los burgaleses del hospital. El hospital debe ser público, ya que lo financiamos todos nosotros, no privatizado para que se enriquezcan constructores y banqueros a costa de nuestra salud dando un servicio deficiente. La plataforma también tiene un blog y una cuenta de Facebook. No les pierdas de vista.

Como sabemos que cuando estamos organizadas y unidas, sí se puede, iremos paso a paso, pero que no tengan duda de que el hospital es nuestro y que lo vamos a recuperar de las garras de esos buitres codiciosos.

No te doy más la brasa por hoy. Otro día hablaremos de la exposición del carnicero ése de Badajoz con la que quieren manchar Burgos. Como se empeñen en hacerla, no nos quedará otro remedio que hacérsela comer con patatas al alcalde.

Mucho recorrido, mucho por delante, seguimos caminando.

Apuntes estivales

Bárcenas

La mierda del Caso Bárcenas le está llegando al cuello a Rajoy y amenaza con seguir subiendo. Por si todo esto no fuera suficiente, el ex-tesorero del PP amenaza con tirar de la manta y contar toda la verdad. Para llevar a cabo esta labor cuenta con la inestimable ayuda del carroñero Pedro J. Ramírez, que tiene la potestad para darle la puntilla a este Gobierno zombi.

En los primeros papeles que publicó El País aparecían 2 cobros de 650.000 pesetas en el año 1992 de Juan Carlos Aparicio. El ex-alcalde de Burgos y ex-ministro del PP negó que recibiese esas cantidades y la prensa local decidió pasar página. “Para mí hubiese querido esa pusilanimidad”, pensará el ex-concejal Villanueva en el destierro.

Está absolutamente cristalino que grandes empresarios y constructores sobornaban a los responsables políticos del PP mediante financiación ilegal para recibir favores. Pero no seamos tan igenuos de pensar que la corrupción la cometen cuatro manzanas podridas que hay que retirar del cesto. Corrupción y capitalismo son dos patas de un mismo cuerpo que necesitan una de la otra para avanzar en su ofensiva por empobrecernos. La corrupción es el sistema y el sistema es la corrupción.

Vamos a la playa, calienta el sol

Después de aprobar la última Reforma Laboral, el Gobierno establece el marco legal para seguir robando a los trabajadores. No se nos puede olvidar quiénes son los responsables de esta pérdida de derechos y de este latrocinio.

Mientras nos vendían las bondades de la última Reforma Laboral, que no ha dado más que resultados negativos, los empresarios burgaleses, con Miguel Ángel Benavente a la cabeza, siguen proponiendo soluciones como rebajas de sueldos de hasta el 30%. Ellos tienen muy claro que, para mantener sus privilegios, tienen que robar a sus trabajadores cada vez más. Para ganar la lucha de clases hacen política todos los días sirviéndose de la alfombra roja que les ofrecen los medios de comunicación. ¿Cuándo vamos a hacerlo nosotros?

No hay dinero

“Los recortes son algo obligado que tenemos que hacer porque no hay dinero. Sabemos que son medidas dolorosas. Ya nos gustaría a nosotros no tenerlos que hacer”. ¿Cuántas veces hemos oídos cacarear estas frases a los responsables políticos?

Siguen recortando por los eslabones más débiles de la cadena. En Burgos, la sanidad aparece en el 66% de las últimas denuncias por discriminación racial. Hablando claro, los inmigrantes irregulares y sin recursos están quedando fuera del sistema sanitario.

Mientras realizan recortes porque, según ellos, no hay dinero, el rescate a la banca ha costado, de momento, 850 euros a cada ciudadano.

Iglesia

¿Dónde está la vehemencia de los obispos para denunciar estos recortes racistas de la derecha?

María y Ángel

Entró al bar del barrio mediada la tarde. Ese lugar, inhóspito para algunos, que para él era una estancia más de su casa. Un día más de este año que nació muerto y en el que la única huelga salvaje ha sido la de la primavera. A Ángel le pesaban los años y las derrotas. Se sentó en la barra para darle la enésima oportunidad a la traidora prensa local.

– Mari, ponme un vino. Estos del Ayuntamiento no saben por dónde les da el aire. Ahora no quién pagar medio millón deuros de cuando Aparicio.

– Pero, ¿Aparicio y estos no son de los mismos?

Dijo María mientras le acercaba la copa de vino.

– Nos ha jodío, Mari. ¿Dande crees que han salido tos estos? La madre que les parió. La que están preparando. Eso sí. Lo del Villanueva, zanjao.

– Lo que habrán tenido que soltarles a los de Telefónica los del Ayuntamiento pa que dejen de dar guerra.

– ¿Y quién va a pagar eso, María?

– Tú y yo. Nos ha jodido. Con pólvora ajena también tiro yo.

Una tortilla de patata era el único testigo de la conversación de Ángel y María. Sus palabras se mezclaban con los cantos de sirena de la tragaperras y el sonido de la televisión, que emitía una información sanguinolenta.

– ¿Y estos? ¿Que el hospital ahorra 5.000 días en estancias? ¿Y dale con el puto ahorro de los cojones?

– Al final nos echarán a la calle recién salidos del quirófano para que les salgan las cuentas.

– ¿No se dan cuenta que con estas cosas no se juega? Nos sueltan los datos y todos tan contentos.

– Angelín, estos se piensan que somos gilipollas. Además, a ellos no les afectan estas cosas. Se van a la privada y ¡santas pascuas!

– Me pongo negro. Nos van a acabar matando como a cochinos con tal de que les salgan sus asquerosas cuentas. Y nadie dice nada…

– Respira, que te vas a ahogar.

– Me voy a dar una vuelta, a ver si me da el aire. Cóbrate.

– Nos vemos esta tarde en la asociación de vecinos.

– ¿Qué hay? No me he enterao.

– Hay que hablar de lo de los autobuses, que nos quieren dejar el barrio incomunicao.

– ¡Hostia! ¡Es verdad! Menos mal que me lo has dicho, qué cabeza…

– Pues luego nos vemos. A ver si dando guerra nos escuchan. Se están organizando en otros barrios, así que tiene buena pinta.

– Sí, sí. Esto, como no lo hagamos nosotros, no lo hace nadie. Luego nos vemos, Mari, guapa.

– ¡Hasta luego, Angelín!